Monday, April 27, 2015

Acto Central Iom Haatzmaut 2015 en Buenos Aires #67Fest



Preguntas y Respuestas sobre el ‪#‎67FEST‬
¿Cuándo y dónde es el evento? El Lunes 27 de abril en Punta Carrasco: Av Sarmiento y Av Costanera Norte. 17hs: Previa, 19hs: Acto central.
¿Cómo voy? :Colectivos: 33, 37, 45, 152, 160
Autos: hay estacionamiento
Micros de la comunidad: saldrán a partir de las 16.30 :
Villa Crespo, Scholem Aleijem : Gurruchaga 358
Belgrano, Arlene Fern: Arribeños 1300
Once: AMIA, Uriburu 650
Flores: Escuela Maimonides, Nazca 750
Los micros son ida y vuelta y harán de cada lugar dos viajes y necesitan anotarse previamente en: 67@osaargentina.org.ar y poseer el DNI para subir.
¿Qué llevo? :Entradas: podes conseguirlas en tu institución o reservarla a través de https://eventioz.com.ar/e/iom-haatzmaut-2015-67-aniversario y presentarlas en la entrada del evento junto con tu DNI.

Registrarse y adquirir entradas aquí (las entradas son gratuitas).

Publicado por @Kosherlat Valeria Duek Jewish travel in Argentina

Sunday, April 26, 2015

Treasures of Buenos Aires: Monument Ode to Labour by Rogelio Yrurtia


This piece of art is located across the street from the School of Engineering of the University of Buenos Aires, Paseo Colón Ave. intersection Independence Ave., in San Telmo neighborhood.

The sculpture was made by the Argentinean artist Rogelio Yrurtia (1879-1950).

Photo by David Stanley

Posted by Kosherlat Valeria Duek Jewish travel in Argentina

Impuros: nuevo documental sobre la Zwi Migdal

Con el objetivo de sacar a la luz la verdad de la red de proxenetas judíos que existió en nuestro país, Daniel Najenson y Shlomo Slutzky están filmando una película sobre una trama de la historia comunitaria que se mantuvo bajo un manto de misterio durante décadas. Al contrario de otras comunidades de inmigrantes que no lucharon contra sus propias mafias, la dirigencia judía actuó muy dignamente en contra de la Zwi Migdal, pero lo cierto es que luego hizo lo posible para borrar este triste capítulo de sus memorias. Peor aún fue la injusticia de catalogar a las víctimas de esta mafia como "impuras" sin comprender que esas mujeres fueron víctimas de una organización delictiva. “Queremos que se sepa la verdad, que esa injusticia histórica pueda ser corregida, y para eso necesitamos la ayuda de aquellos que puedan aportar información”, explican los productores del proyecto.


Por Pablo Arcuschin*, especial para Nueva Sión

El 27 de septiembre de 1930, se llevó a cabo el proceso judicial que puso al descubierto y marcó el fin de las actividades de la Zwi Migdal, una organización internacional dedicada a la trata de mujeres con sede en Buenos Aires y cientos de miembros en varias ciudades de argentina y el mundo.
La Zwi Migdal comenzó sus actividades en Argentina a fines del siglo XIX, fundada por inmigrantes judíos provenientes de Europa quienes utilizaron la "Sociedad Israelita de Socorros Mutuos Varsovia de Barracas del Sud y Buenos Aires" (conocida como "Varsovia") para encubrir sus actividades ilegales.
Al momento de descubrir la verdadera actividad de la organización, la comunidad judía comenzó una dura campaña de rechazo contra los miembros de la misma, quienes fueron catalogados "impuros" y les fue prohibido el ingreso a las instituciones de la comunidad e incluso más tarde se les prohibió ser enterrados en el cementerio judío. Pero la verdad salió a la luz cuando Raquel Liberman consiguió denunciar a la Zwi Migdal a las autoridades.

La oscura historia de la Zwi Migdal quedó durante muchos años sepultada bajo una invisible manta que la vergüenza y el miedo se encargaron de sostener. Pocas son las personas que la conocen y algunos continúan pensando que son solo rumores.

Hace dos años, el cineasta israelí (hijo de argentinos) Daniel Najenson comenzó a desarrollar una investigación sobre el tema para realizar una película que será filmada en Argentina y en Israel durante los próximos meses. El proyecto ya cuenta con el apoyo del Canal 1 Israelí, y el Fondo de fomento del Cine Documental Israelí.
La semana pasada me encontré para conversar sobre el proyecto con Daniel (35) y con su productor Shlomo Slutzky (58), quien produjo "El año que viene en ... Argentina", "El tercero en camino", "Sin punto y aparte", entre otras películas.

¿Cuál es tu relación con la Argentina?
Daniel: Mis padres son argentinos. A fines del siglo XIX mis abuelos llegaron a Moisesville escapando de Lituania y en los años ‘70 mis padres se vieron obligados a emigrar. Yo nací en México, donde vivimos varios años antes de llegar a Israel, siempre impregnados de la cultura argentina, desde el idioma, canciones, costumbres, incluyendo la del mate...
Shlomo: Debo decir que los nombres de los padres de Daniel -el poeta, escritor y promotor de intercambio cultural israelí-latinoamericano José Luis Najenson y su madre Naomí Najenson, que trabajó décadas dirigiendo actividades relacionadas con Latinoamérica en la Agencia Judía, me eran conocidos desde años atrás y fueron una garantía de "buena educación" judeo-argentina de Daniel , cuando me sumé a su proyecto.

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste sobre la Zwi Migdal?
D: Hace diez años, paseando con mi tío, él me mostró un edificio y me comentó que en el pasado en la planta baja de ese palacete funcionaba una sinagoga y en el primer piso un prostíbulo. No dijo nada más del tema y yo no pregunté en ese momento. Pero la historia quedó rondando en mi cabeza hasta el día de hoy. Nunca pude comprender por qué nadie había hablado nunca de la historia de esa organización en ninguno de mis círculos, y más aún me sorprendió descubrir que casi nadie ha contado esa historia tampoco en la comunidad judía, ni internamente, ni externamente.

¿Por qué el proyecto surge ahora?
D: Hace dos años retomé ese comentario de mi tío y decidí transformarlo en un proyecto personal. Creo que hoy he alcanzado una madurez personal y profesional (NdR: Daniel es egresado de la prestigiosa escuela de Cine Sam Szpiegel y en estos momentos se encuentra en proceso de post-producción del primer largometraje documental dirigido por él) que me permite enfrentarme a estas preguntas y emprender este proyecto de tan grandes magnitudes. Hoy más que nunca quiero entender por qué esta historia ha sido sepultada, ha sido ocultada por casi tres generaciones, tanto en Argentina como en Israel.

Cuéntenme un poco sobre el proyecto…
D: El proyecto es un largometraje documental que será filmado en Argentina y en Israel, que intentará sacar a luz esos testimonios que han sido ocultados durante tanto tiempo. Espero que con la realización de esta película podamos por un lado romper el extraño pacto de silencio de los víctimas y victimarios. Hay que entender que es un proyecto muy difícil de realizar ya que la organización dejó de funcionar a comienzos de los años 30' por lo que casi no quedan testigos vivos. Y aquellos que todavía pueden aportar información, sea que están relacionados directa o indirectamente con los victimarios o con las víctimas, tienen -cada uno por su lado- razones para callar.
Sh: Lo que es interesante de este caso es que por un lado los parientes o cercanos de las víctimas tienen miedo a atestiguar por temor a ser catalogados en relación a las víctimas que durante muchos años, e incluso hasta hoy, fueron catalogadas de "impuras". Y por otro lado, las personas relacionadas con los victimarios, que hoy son herederos de las fortunas que se hicieron con el comercio de esas mujeres, no tienen interés en ser relacionadas con el tema y más aún, prefieren que no se hable del mismo.
D: Hay un proceso de silenciamiento mutuo y pasivo por ambas partes.

Siendo tan difícil llegar a testigos, ¿de dónde consiguen el material?
D: Casi no hay testigos vivos pero hay testimonios. Hay familiares o personas cercanas de víctimas de la organización, hay historiadores y sociólogos de la comunidad que nos han aportado mucha información y hay mucha documentación. Una de nuestras principales fuentes es Ezrat Nashim, una organización que se fundó en los años ‘20 del siglo XX con el objetivo de ayudar a mujeres, especialmente en la lucha contra la prostitución y el tráfico de mujeres. Los archivos de esta organización (3600 carpetas halladas hasta el momento) están guardados en la biblioteca nacional israelí e incluyen bastantes cartas personales pidiendo el involucramiento de las autoridades en la ayuda de mujeres prostituidas. La mayoría de los archivos están escritos en español o en idish. Pero en estos momentos nuestros esfuerzos están invertidos en llegar a esas personas que tienen información cercana, conocidos, parientes que puedan atestiguar, sacar esta historia a la luz.

¿Cómo reaccionan esas personas que están relacionadas con el tema?
D: La primera reacción es de retracción, de sospecha. "Vienen a hablar mal de la comunidad judía", piensan. Los miembros de la comunidad tienen miedo de ser vinculados con la Zwi Migdal, tienen miedo que alguien externo quiera sacar la historia a la luz para difamar a la comunidad. Por ejemplo, cuando busqué ayuda para traducir archivos del idish al español, bastantes personas que hablan idish se negaron a ayudar en el momento que entendieron que los documentos están relacionados con la Zwi Migdal.
Nuestra intención es totalmente la contraria. Antes que nada yo creo que la historia de esta organización tiene que salir a la luz y no puede quedar impune. La dirigencia de la comunidad judía, que actuó muy dignamente prestando lucha a esta organización, al contrario de otras comunidades de inmigrantes que no lucharon contra sus propias mafias de proxenetas, fue la misma dirigencia que luego trató de ocultar este capítulo en su historia. Y aún más, la misma comunidad que cometió la injusticia de catalogar a las víctimas de esta mafia como "Impuras" sin comprender que esas mujeres fueron víctimas de una organización mafiosa que las obligó a ejercer la prostitución en contra de su voluntad.
Con esta película nosotros queremos que se sepa la verdad, que esa injusticia histórica pueda ser corregida, y para eso necesitamos la ayuda de aquellos que puedan aportar información.

¿Cómo piensan que la película será recibida en Argentina?
D: Con sospechas. Es decir, creo que muchos argentinos van a llegar al cine con sospechas del tema y del enfoque con el que la película o el director va a encarar el tema, y espero que salgan con algún tipo de esclarecimiento, que la película pueda aportar a la comunidad judía una visión a un tema que durante años permaneció sepultado, ocultado interna y externamente.

Ultima oportunidad para el testimonio vivo
Durante el mes de mayo, Shlomo y Daniel van a estar en Argentina continuando la investigación para la película y filmando algunas primeras tomas. Luego, durante los meses de octubre y noviembre, volverán nuevamente para terminar de filmar la película, que aparentemente será estrenada en 2016.
Quienes deseen ofrecer testimonios relacionados al tema de la película, en forma identificada o anónima, están invitados a hacerlo en el mail testimoniosdocumental@gmail.com, comprometiéndose los realizadores del documental a guardar completa discreción.

* El autor es cinematógrafo y productor.

Wednesday, April 22, 2015

FRANCISCO: "LAS TENDENCIAS ANTISEMITAS EN EUROPA SON MOTIVO DE PREOCUPACIÓN"


"Todo cristiano no puede dejar de ser firme en la condena de todas las formas de antisemitismo", remarcó el Papa Francisco durante una reunión con la Conferencia de los Rabinos Europeos (CER), la primera desde que la organización fue fundada en 1956.

Además, pidió a todos los cristianos permanecer firmes contra el antisemitismo e instó a las dos religiones a continuar el diálogo que se había progresado "sistemáticamente desde hace casi medio siglo."

Fuente: Congreso Judío Latinoamericano

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish travel in Argentina


Monday, April 20, 2015

Festival Internacional de Cine Judío en Argentina 2015


Comenzamos a informar detalles de las 12 películas estreno absoluto que compondrán la programación de la 2ª Edición de Otoño en el Hoyts Abasto.

THE SUNSHINE BOYS
USA, 1975
Director: Herbert Ross
Guión cinematográfico de Neil Simon, basado en su obra teatral homónima.
Protagonizada por Walter Matthau, George Burns, Richard Benjamin,
F. Murray Abraham, Howard Hesseman y Ron Rifkin
Duración: 111 min.
Hablada en Inglés, con subtítulos en Castellano

Mucho talento judío hay en esta extraordinaria comedia que este año cumple 40 de su estreno y continúa brillando con un humor desopilante. Por un lado tenemos a los actores Walter Matthau (nacido Matthow), a George Burns (nacido como Nathan Birnbaum) y a Richard Benjamin (también director, entre otras de “Mi Año Favorito” y “Mi Madre es una Sirena”). Qué no decir del multipremiado dramaturgo y guionista Neil Simon, y del director Herbert Ross, responsable también de recordados filmes como “Funny Lady”, “Momento de Decisión”, “La Chica del Adiós”, “Footlose” y “Flores de Acero”. Matthau y Burns encarnan aquí a Lewis y Clarck,, quienes fueran un famoso dúo de comediantes en el apogeo del vaudeville. Exitosos en el escenario, se odiaban a muerte tras las bambalinas. En el presente, Clarck sobrevive con algún que otro comercial y Lewis está retirado. Cuando un programa especial de la TV decide rendir homenaje a aquella gloriosa época del vaudeville, pretenden reunir nuevamente a Lewis y Clarck en uno de sus famosos sketches. ¿Cómo hará el sobrino de Clarck (Benjamin), quien lo representa artísticamente, para lograr reunir nuevamente a la pareja dispareja? Preparen los pañuelos, para secarse las lágrimas que saltarán de las inevitables carcajadas de esta joya de la comedia que el FICJA homenajea a 40 años de su estreno.

George Burns, quien realmente había sido una estrella del vaudeville, el cine, la radio y la TV, estaba efectivamente retirado cuando a los 79 años se le ofreció interpretar a Al Lewis en este film. Terminó ganando el Oscar como Mejor Actor de Reparto, reiniciando una carrera que se expandió prácticamente hasta su fallecimiento, a los ¡100 años!

Además, Matthau estuvo nominado al Oscar como Mejor Actor, y Simon como Mejor Guión.

Por otra parte el film ganó 4 Globos de Oro: a la Mejor Película Musical o de Comedia, a Matthau y Burns en conjunto como Mejor Actor Protagónico y a Richard Benjamin como Mejor Actor de Reparto.


SOLDADO/CIUDADANO
(Bagrut Lochamim)
Israel, 2013
Cámara, Producción y Dirección: Silvina Landsmann
Edición: Gil Shnaiderovich
Sonido: Shiri Bar On, Guy Barkay e Itamar Goldman
Duración: 70 min.
Hablada en Hebreo, con subtítulos en Castellano

¿El Ejército Israelí enseña Derechos Humanos a sus soldados? ¿En el propio ejército habría opiniones contrarias a la política oficial del gobierno? ¿Qué clase de democracia es la democracia Israelí? ¿Qué derechos tienen los ciudadanos israelíes de origen árabe? ¿Qué pasaría si en el futuro los Árabes fueran mayoría en Israel? ¿O los ultra-ortodoxos? De manera reveladora, la cámara de la directora Silvina Landsman (argentina residente en Israel) se “mete” dentro de un programa de instrucción a soldados que están por ser licenciados de la Tzavá, y desbroza la complejidad de posturas y al mismo tiempo la extraordinaria libertad de pensamiento que existe en este país apasionadamente defendido por unos y –últimamente- vituperado por otros. Conocer la intimidad de este documento único es sin duda una experiencia extraordinaria, que trascenderá la mera contemplación cinematográfica.

Ganadora de la Mención Especial Caligari Filmpreis en el Festival de Berlín.
Ganadora del Premio Ulysses en el Festival Cinemed, Francia
Ganadora del Premio Open Eyes en el Festival Medfilm, Italia
Ganadora del Premio Derechos Humanos en el Millenium Film Festival de Bruselas.

NIÑOS PRODIGIO
(Wunderkinder)
Alemania, 2011
Dirigida por Markus Rosenmüller
Protagonizada por Rolf Kanies, Gudrun Landgrebe, Kai Wiesinger, Konstantin Wecker, Elin Kolev, Imogen Burrell y Mathilda Adamik.
Duración: 100 min.
Hablada en Alemán, con subtítulos en Castellano

Ganadora del Premio a la Mejor Película de la Competencia Internacional en el Festival de Jerusalén y del Premio del Público en el Festival de San Diego y en el de Long Island -entre muchos otros reconocimientos en cantidad de festivales- NIÑOS PRODIGIO es verdaderamente un prodigio de sensibilidad, al tiempo que un regocijo musical enmarcado por los crudos avatares de la ocupación alemana en la ciudad de Poltava, Ucrania, durante la 2ª guerra mundial. Abrasha y Larisa, judíos y originarios del lugar, crean un profundo vínculo con la alemana Ana, hija del representante de una cervecera germana en la ciudad. Mientras la guerra permanece distante, es el talento de estos niños como ejecutantes de violín y piano y la hermosa música que los apasiona y que prodigan, lo que predomina en la historia. Pero las tropas alemanas se acercan, y con ellos el peligro, el miedo, los ocultamientos, y también inesperados giros de acontecimientos que depararán distintos destinos a los personajes, y que son narrados décadas después por una abuela a su nieta. Con un final hondamente emocional, será este film uno de los pináculos de la presente edición.

FANTASMAS DEL PASADO
(Ghosts of the Third Reich)
Italia, 2011
Dirigida por Claudia Ehrlich Sobral y Tommaso Valente.
Duración: 50 min.
Doblada al español.

"Fantasmas del Pasado" documenta las historias de los descendientes de los Nazis, que confrontan el pasado de sus familias y comunican sus más profundos sentimientos de culpa por herencia. Estos individuos, cuyos miembros de sus familias apoyaron o fueron oficiales y miembros de la elite del régimen Nazi, comparten el deseo común de distanciarse de dicha ideología y de las acciones de sus ancestros, y liberarse de la culpa, la vergüenza, el dolor que continúan cargando tantos años después. La confrontación con la herencia del legado Nazi es poderosamente evocada al incluir momentos del Encuentro Austríaco, una instancia generada para el diálogo entre descendientes de perpetradores Nazis y sobrevivientes del Holocausto.

La directora Claudia Ehrlich Sobral estará presente en el Festival y dialogará con el público al término de las proyecciones.

Este film estará precedido por el siguiente cortometraje:
CHAJA Y MIMI
(Chaja & Mimi)
Alemania/Israel, 2009
Dirigida por Eric Esser
Duración: 10 min.

ESTIMADO Sr. WALDMAN
(Michtavim Le America)
Israel, 2006
Escrita y dirigida por Hanan Peled
Protagonizada por Rami Heuberger, Jenya Dodina ("Nieve de Papel", "Mi Tía Nina"), Ido Port ("El Pequeño Traidor"), Roy Mayer y Doval'e Glickman,
Duración: 90 min.
Hablada en Hebreo, con subtitulos en Castellano
A comienzos de la década de 1960, Hilik, un niño de 10 años que vive en Tel Aviv, sabe que él y su hermano tienen un objetivo en la vida: hacer felices a sus padres para compensarlos por el dolor y la pena sufridos durante el Holocausto. Moishe, el padre de Hilik, aun no ha podido aceptar que es el único sobreviviente de su familia, y se hunde paulatinamente en el pasado. Estimulado por el impulso vital que extrae de sus héroes preferidos del cine y los comics, Hilik implementará una idea para que su padre recupere las ganas de vivir. En este admirable debut en la dirección, el habitualmente guionista Hanan Peled ha articulado una tierna y envolvente historia, estupendamente actuada.

ESTIMADO Sr. WALDMAN indaga en el pasado con dulzura y emoción, evidenciando los peculiares caminos que el alma humana puede tomar para adaptarse a traumáticos sucesos y entregarse a la recuperación a través de la fuerza y el amor familiar.
Aarón Hillis, The Village Voice

Una afectiva historia acerca de los positivos poderes de la imaginación para enfrentar existencias humanas que desde ya no son perfectas, pero que encuentran modos sorprendentes para –si no es posible resolver los problemas- convivir con ellos con la mayor cuota de felicidad posible.
Florian Koch, Berliner Morgenpost

Una joya de la producción Israelí, demostrativa del crecimiento y el potencial de esa cinematografía.
Monique Elisabeth, L'Express


VECINOS DE DIOS
(Ha-Mashgihim)
Israel, 2012
Escrita y dirigida por Meny Yaesh
Protagonizada por Roy Assaf (“Jaffa”), Gal Friedman, Itzik Golan, Rotem Zisman-Cohen y Haim Hova
Duración: 102 min.
Hablada en Hebreo, con subtítulos en Castellano

Postulada por la Academia Israelí de Cine para 9 premios, entre ellos Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión, habiendo ganado los correspondientes a Mejor Actor Protagónico (Roy Assaf) y Mejor Actor de Reparto (Gal Friedman), VECINOS DE DIOS es la película más provocativa, realista y sensible de la producción Israelí de los últimos años. El FICJA ya ha focalizado la mirada en los jóvenes ortodoxos modernos a través de la exitosa serie de TV “Srugim”. En este film se ofrece en carácter dramático otro aspecto de este segmento social que –en el particular universo en el que transcurre la trama- tan pronto puede ser apasionadamente observante como violento, contradictorio, transgresor y autodestructivo. Basado en su propia experiencia de vida en el barrio Bat Yam de Tel Aviv, el guionista y director Yaesh utiliza este turbulento submundo para enfocarse en la inevitable maduración de las almas que se permiten ser atravesadas por imprevistas emociones, en un choque tanto ideológico como religioso y, en definitiva, profundamente humano. Medularmente controversial, este film se continuará más allá de la pantalla en las opiniones y discusiones de sus espectadores que no podrán sustraerse tanto a la polémica como al influjo de una historia contada con inmenso talento.

Otros premios obtenidos: Mejor Película en el Festival de Cannes otorgado por la Sociedad de Directores y Guionistas; Mejor Película otorgado por la Prensa Extranjera en el Festival de Hamburgo; Mejor Actor y Mejor Opera Prima en el Festival de Jerusalén.

SÜSKIND
Holanda, 2012
Dirigida por Rudolf van den Berg
Protagonizada por Jeroen Spitzenberger, Nyncke Beekhuyzen, Katja Herbers y Karl Markovics
Duración: 118 min.
Hablada en Holandés y Alemán, con subtítulos en Castellano

Walter Süskind fue un judío alemán cuyos padres eran holandeses y que protagonizó en ese país una de las más milagrosas historias de rescate de niños judíos durante la 2ª Guerra Mundial. No obstante, no fue hasta 1990 que merced al periodista David Arnold, del Boston Globe, el complejo operativo de rescate llevado a cabo por Süskind fuera conocido. El multipremiado director Rudolf van den Berg pone en escena con sumo detalle y justeza: una historia de heroísmo y solidaridad, tan conmovedora que revitaliza la confianza en la buena voluntad de las almas justas.

BERLIN ‘36
Alemania, 2009
Dirigida por Kaspar Heidelbach
Protagonizada por Karoline Herfurth, Sebastian Urzendowsky, Axel Prahl y Franz Dinda
Duración: 100 min.
Hablada en Alemán e Inglés, con subtítulos en Castellano

En los días previos a los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 el destino de la atleta de salto en alto Gretel Bergmann depende de la dudosa posibilidad de que una judía forme parte del equipo olímpico Alemán. Con mano maestra el director Heidelbach construye casi un film de suspenso, al tiempo que corre la cortina detrás de la que se manejaban políticamente los hilos de las marionetas nazis –que terminaron defraudando a Hitler (recuérdese su furia cuando el atleta negro Jesse Owens ganara 4 medallas de oro en la oportunidad, derrumbando el mito de la predominancia de la raza aria). Gretel era sin duda la mejor saltadora alemana, pero el régimen tenía un inesperado as en la manga.

Thursday, April 16, 2015

Iom Hashoá a 70 años de la Liberación de Auschwitz en el Museo del Holocausto de Buenos Aires


Acto del Iom Hashoá en el Museo del Holocausto
Viernes 17 de abril a las 12.00hs.
Montevideo 919, Buenos Aires

Publicado por @Kosherlat Valeria Duek Jewish travel in Argentina

Argentina’s Senate approves compensation to AMIA bombing victims

BUENOS AIRES (JTA) — Argentina’s Senate unanimously approved a bill that would offer a one-time compensation to the estates of the 85 people killed and to those who suffered major injuries in the bombing of the AMIA Jewish center.

According to the bill, approved Wednesday without debate, the compensation for the relatives of those killed in the 1994 bombing will be about $170 000 for each victim. For the hundreds whose injuries were “extremely grievous,” the reparation is reduced to 70 percent of that amount, and those with “grievous” injuries will receive 60 percent of that amount.

The bill will now pass to the Parliament’s Lower Chamber. If it is approved there, it will become law.
In June 2011, Argentina’s Parliament unanimously ruled that the relatives of victims of the 1992 attack on the Israeli Embassy in Buenos Aires would receive compensation from the state.

Under that law, the families received $225,000 in the case of death, and $158,000 for dramatic and severe injuries, for a total of $40 million from the Argentine government.
The perpetrators of both crimes have never been caught.

Learn more about the History of the Jewish Community in Argentina, the largest in Latin America. 

Tuesday, April 14, 2015

Debate sobre el término "TERRORISMO"

Lo que hacen los otros
Por Enrique Herszkowich

Introducido en la política hace unos 200 años, el término “terrorismo” se ha convertido, en las últimas décadas, en un elemento fundamental de los análisis internacionales. Sin embargo, desde su origen y hasta la actualidad, se ha presentado cargado de connotaciones ambiguas y de definiciones imprecisas. Raramente asumido por quienes son acusados de practicarlo, el uso del término se ha convertido, entonces, en un arma más de la lucha política, al margen de las acciones que pretende describir y abarcar.

Terror, terrorismo, terrorismo de Estado
A partir de la misma raíz latina de “asustarse” o “hacer estremecer, espantar”, el término terror tuvo su origen político asociado al “Régimen del Terror” practicado por los jacobinos durante la Revolución francesa contra los políticos e intelectuales considerados sus enemigos, y rápidamente se convirtió en una expresión ofensiva, aplicada por los adversarios de los revolucionarios radicales. Un siglo más tarde, se utilizó el término “terrorista” para designar a las acciones violentas de los activistas anarquistas y revolucionarios de la Rusia Zarista. Mientras que el primer término, entonces, se dirigía contra un régimen que practicaba la violencia desde el Estado a fin de combatir o desalentar la disidencia política, es decir, “mantener el orden (revolucionario)”, el segundo se aplicó a grupos irregulares, no estatales, que recurrían a la violencia como medio espectacular de propaganda política, y altamente contestatarios.
A lo largo del siglo XX, por último, el término “terrorismo de Estado” se aplicó a acciones promovidas desde el Estado a fin de aterrorizar a la población civil de su propio país, pero realizadas en general en forma subrepticia, rozando la ilegalidad, y sin asumir abiertamente (aun cuando era conocida por la mayoría de la población), su responsabilidad.
Así, “terror” se ha convertido en un término asociado con múltiples prácticas políticas, diferentes entre sí, y que no cuenta con definiciones consensuadas ni teorías generales, ni políticas ni académicas, que lo expliquen o definan. Sin embargo, su imprecisa definición no implica que su uso sea ingenuo: en la mayoría de los casos se utiliza, en sus diferentes derivaciones, con connotaciones negativas y en función de las posiciones políticas o ideológicas de los hablantes, restando así validez y solidez conceptual a los análisis realizados.

Las dos caras del terrorista y el principio de no contradicción: la forma y la causa
A pesar de que según el principio de no contradicción “nada puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido”, la ambigüedad y el uso político del término terrorismo permiten que los grupos acusados de practicarlo se conviertan en organizaciones bifrontes a las que, por sus prácticas, se puede atribuir un sentido y una definición, o, a partir de las mismas prácticas, sentidos y definiciones completamente opuestas.
De esa manera, las mismas acciones pueden connotar, para algunos, una forma de violencia extrema, inadmisible y condenable, y, para otros, luchas legítimas por la libertad, la justicia y la independencia. Cabe aclarar que es muy posible que unos y otros condenen, sin ambigüedades, el uso del “terrorismo”; si se diferencian es porque el mismo es definido, no por las características de sus acciones, sino por la legitimidad otorgada a las causas por las cuales luchan. Esa actitud conduce a justificar cualquier acción que resulte afín a la causa que se pretende defender, y a calificar, en forma peyorativa, de “terrorista” a cualquier acto atribuido al adversario. En otras palabras, es calificada de terrorista cualquier acción que suponga una violencia considerada, por la causa que persigue, ilegítima.

Intento de definición
Un primer intento de definir, es decir, limitar conceptualmente y especificar qué es y qué no es el terrorismo, podría comenzar con establecer sus características básicas, sin tener en cuenta sus objetivos específicos. Estas características pueden ser: 1) violencia física: más allá de que últimamente se ha ampliado la concepción de la violencia, y han surgido términos como “violencia psicológica”, “ciberterrorismo” o “terrorismo económico”, nos parece importante diferenciar, en las acciones políticas, un ataque económico, cibernético, o de propaganda, de las acciones que definiremos, arbitrariamente, como terroristas.
Entonces, consideramos que el uso de la violencia física debería ser una condición necesaria para aplicar la categoría analizada; 2) violencia sobre población civil, no combatiente, y desarmada. Una situación ambigua al respecto podría ser la de los magnicidios (contra un presidente, por ejemplo), que no es necesariamente una víctima de la “sociedad civil”. Sin embargo, y más allá de esta salvedad, las víctimas del terrorismo son “no combatientes”, en el sentido de que no están enroladas o activas en una fuerza de combate en batalla.
De esta manera, el terrorismo debe distinguirse de cualquier otra acción propia de un conflicto bélico tradicional; 3) racionalidad. Esta característica es, a nuestro juicio, importantísima a la hora de analizar el fenómeno, sobre todo porque suele ser dejada de lado a fin de desacreditar aún más las acciones que se pretende condenar. El terrorismo, en efecto, no es (no puede ser) un acto irracional de locura. Por el contrario, responde siempre a un objetivo político, y la decisión de llevarlo a cabo se realiza tras un análisis acertado o errado, pero nunca irracional, de la situación política y de los efectos políticos del acto. Este carácter racional se vincula, directamente, a sus motivaciones políticas, es decir, a su pretensión de generar efectos en la esfera pública. Si bien existe, entonces, el terrorismo individual de “lobos solitarios” que no cuentan con una estructura que los apoye desde los puntos de vista políticos o logísticos, no se trata de simples actos delictivos, siendo la diferencia justamente, la búsqueda de esos efectos públicos; 4) propaganda: esta característica se desprende de las últimas dos; así, el ataque sobre la población civil y la búsqueda de efectos políticos tienen un fin más relacionado con la propaganda que con los balances militares. Es decir, el terrorismo no busca tanto debilitar militarmente a su enemigo, como infundir el terror entre la población, de manera de influir en los liderazgos políticos y en esa misma población civil, a fin de ejercer presión para lograr el cumplimiento de sus demandas; y 5) carácter no estatal: esta característica podría ser la que nos permitiría diferenciar el terrorismo del terrorismo-de-Estado (practicado contra la propia población), o de los “crímenes de guerra” cometidos por los Estados contra la población enemiga. El terrorismo es practicado por grupos irregulares, que no forman parte de las fuerzas armadas propias de un Estado.

Usos y abusos del término terrorismo
En el análisis de los sucesos del Medio Oriente, el uso del término “terrorista” es omnipresente. Múltiples organizaciones son calificadas así por los gobiernos locales y occidentales: Hamás, Hizballah, Al Qaida, Estado Islámico, entre muchas otras. Por otra parte, existe también un discurso pretendidamente contrahegemónico, crítico de las políticas occidentales en general, o israelíes en particular, que califica como terrorismo a las acciones militares de Estados Unidos en Iraq, de Israel en Gaza, o de los grupos combatientes en la guerra civil siria.
Sin embargo, a fin de comprender mejor y realizar análisis más profundos, conviene evadir el sentido común, y analizar la utilización del término en cuestión en función de sus prácticas, y no de la mayor o menor legitimidad de sus luchas. De lo contrario, el término terrorismo sería reducido, como usualmente lo es, a la definición de toda violencia ejercida por el enemigo, lo cual le restaría todo valor analítico.
Entonces, ¿es lo mismo, el ataque contra la redacción de un periódico satírico que el bombardeo de un convoy militar enemigo? ¿Se trata del mismo tipo de acción el combate entre una fuerza irregular contra un ejército nacional, como en la guerra civil siria, y la colocación de explosivos en un mercado, una mezquita o un autobús? ¿Podemos denominar con el mismo término la acción de un Estado, que la de una organización irregular?
La posibilidad de tomar las características citadas más arriba, nos permitirá establecer límites analíticos más precisos, independientemente del juicio de valor que conlleva la utilización del término terrorismo. Contra el sentido común, dijimos más arriba, porque, por ejemplo, el Estado Islámico, antes conocido como ISIS, suele ser calificado como una organización terrorista. Sin embargo, se trata de una fuerza que controla un territorio, que combate con armas convencionales contra fuerzas armadas estatales, y que moviliza miles de combatientes regulares. Sus ejecuciones espectaculares, que tienen claros fines propagandísticos, tanto hacia el interior de los territorios que controlan como hacia el exterior, ¿son exactamente “actos terroristas”, según la caracterización dada? Una respuesta negativa de ninguna manera equivaldría a una mínima justificación, simpatía o protección de esas acciones. Pero, por lo menos, podría poner más en evidencia el interés político y los abusos cometidos en la utilización del término terrorista.

* El autor es profesor de Historia de Medio Oriente (UBA).

Monday, April 13, 2015

Israel's Independece day anniversary. View from Argentina: One Thousand Words

By Valeria Duek

I would rather use one word instead of one thousand to describe what Israel means to me: Hebrew.

I belong to a Sephardic family. My great grandparents emigrated from Syria to Argentina in 1910. My mother was born in a very small town called Ballesteros located in Córdoba province, over 700 kilometers away from Buenos Aires. Other Jewish families were established in other towns in that same area. Being aware of the presence of each other, they organized themselves to pray during the High Holidays. They were concerned about their children’s Jewish education, and even before the independence of Israel was declared, they hired a Hebrew MOR’E (teacher).

Every Sunday my mother, a seven years old girl and her eldest brother waited by the road for a bus to stop. On that bus was the Hebrew teacher. He was red haired, my mother recalls. When the bus stopped my mother and my uncle got on. They kept on going till the next big city, Bell Ville. Fifteen Jewish boys and girls were waiting there. My mother recalls she learned to write in Hebrew her name: Simcha Romano. They use the book “Elef milim” -One thousand words.
Over 50 years later I sat in an ulpan classroom in Israel. I was in the ninth level out of ten. I had a Russian classmate who said he learned with a book called “Elef milim” – One thousand words.

Two different times. Two different countries. Two different cultures. One language. One people. Israel: One state for us all.

Sunday, April 12, 2015

Iom Haatzmaut 67 aniversario. Acto Central 2015 en Buenos Aires


Preguntas y Respuestas sobre el ‪#‎67FEST‬
¿Cuándo y dónde es el evento? El Lunes 27 de abril en Punta Carrasco: Av Sarmiento y Av Costanera Norte. 17hs: Previa, 19hs: Acto central.
¿Cómo voy? :Colectivos: 33, 37, 45, 152, 160
Autos: hay estacionamiento
Micros de la comunidad: saldrán a partir de las 16.30 :
Villa Crespo, Scholem Aleijem : Gurruchaga 358
Belgrano, Arlene Fern: Arribeños 1300
Once: AMIA, Uriburu 650
Flores: Escuela Maimonides, Nazca 750
Los micros son ida y vuelta y harán de cada lugar dos viajes y necesitan anotarse previamente en: 67@osaargentina.org.ar y poseer el DNI para subir.
¿Qué llevo? :Entradas: podes conseguirlas en tu institución o reservarla a través de https://eventioz.com.ar/e/iom-haatzmaut-2015-67-aniversario y presentarlas en la entrada del evento junto con tu DNI.

Registrarse y adquirir entradas aquí (las entradas son gratuitas).

Publicado por @Kosherlat Valeria Duek Jewish travel in Argentina

Wednesday, April 8, 2015

Feria americana 2015 en Ieladeinu


Miércoles 22 de abril de 2015 de 12 a 19hs.
Dirección: Tucumán 3238 4to. piso, Buenos Aires.
Todo lo recaudado será destinado a la compra de calzado para los chicos de Ieladeinu.

Publicado por Kosherlat Valeria Duek Jewish tourism in Argentina

Six films from Israel will participate at the BAFICI 2015

Six Israeli films will participate in the 2015's edition of the BAFICI, the Festival of Independent Films of Buenos Aires, Argentina.

-Ben Zaken
-Hotline
-Out of the forest
-The Kindergarten Teacher
-The Policeman's house
-Why?

Line-up, tickets, venues

BAFICI 2015
April, 15-25

Posted by Valeria Duek Kosherlat Jewish travel in Argentina

Seis películas israelíes participarán del BAFICI 2015

Seis films de Israel se presentarán en la edición del BAFICI 2015, el Festival de Cine Independiente que se realiza cada año en Buenos Aires.

-Ben Zaken
-Hotline
-Out of the forest
-The Kindergarten Teacher
-The Policeman's house
-Why?

Días, horarios, entradas y sedes click aquí.

El BAFICI 2015 se realizará entre el 15 y 25 de abril.

Publicado por Kosherlat Valeria Duek Jewish travel in Argentina

Gabriela Acher: La mujer que al humor no se asoma


18 y 25 de abril en 2015 en el Teatro SHA.
Buenos Aires.

Publicado por Kosherlat Valeria Duek Jewish travel Argentina

Sunday, April 5, 2015

#JesuisJuif: Quedarse o partir, el dilema de los judíos franceses

El aumento del antisemitismo en Francia, practicado ahora tanto por la extrema derecha como por la ultraizquierda, lleva a cada vez más judíos a analizar un nuevo comienzo en Israel.




París - Desde los ataques terroristas de principios de enero en la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo y en el supermercado kosher del este de París, los amigos de John Rozenblum debaten sobre la idea de mudarse a Israel cada vez que se reúnen en las comidas de Sabbat de los viernes. A veces son cuatro alrededor de la mesa, otras veces son diez, y suelen salir a bailar después, pero les gusta mantener la tradición y van rotando de casa en casa según la disponibilidad de cada uno. Entre estos jóvenes franceses judíos, la frase que se repite es Il faut se barrer. Le plus vite, le mieux (Hay que irse. Cuanto antes, mejor).

Para John, arquitecto de 31 años, no es algo nuevo. Su hermana menor decidió mudarse a Israel hace seis años. Una agresión en un tren de camino a Créteil, en la periferia de la ciudad, fue la gota que colmó el vaso. Llevaba una estrella de David alrededor del cuello. Sus padres la siguieron hace dos años. Ambos franceses, el padre tiene orígenes polacos y, la madre, egipcios. Dejaron París después de toda una vida porque estaban cansados de escuchar agresiones como judíos sucios durante las manifestaciones en contra de la intervención israelí en la Franja de Gaza.


Los diálogos de este grupo de amigos se reproducen hoy alrededor de varias mesas de franceses judíos y son sintomáticas de una sensación de malestar en el seno de la comunidad. La toma de rehenes que dejó cuatro muertos el 9 de enero en el Hyper Cácher se suma de la peor manera posible a una serie de incidentes que incluye el atentado de Toulouse en 2012 contra una escuela judía (cuatro muertos, entre ellos, tres chicos), las manifestaciones pro Palestina que terminan en agresiones contra instituciones judías -convirtiendo el antisionismo en antisemitismo-, el descontrol verbal por Internet impulsado por los chistes de un humorista que acaba de ser condenado por incitación al odio racial, y la profanación de un cementerio judío en Alsacia, en el este del país. Entre enero y septiembre últimos se registraron 527 ataques antisemitas en Francia, contra 432 en todo 2013, según cifras del Consejo Representativo de las Instituciones judías de Francia (CRIF), que se apoya en los datos del trabajo conjunto entre el servicio de protección de la comunidad judía y el gobierno francés. El promedio anual de entre 300 y 400 agresiones antisemitas en Francia triplica los números de los años noventa.

"El antisemitismo se refleja en esos pequeños incidentes cotidianos y las amenazas verbales contra quienes llevan algún signo exterior distintivo de su pertenencia al judaísmo, como una kipá o un talit. Y depende del barrio. El 11° (entre el Marais y el cementerio del Père Lachaise) está muy mezclado y es tranquilo, pero un kilómetro más lejos puede cambiar todo. Lo mismo si se va al norte de París o para quienes viven en zonas de la periferia, o en ciudades como Lyon y en menor medida Toulouse y Marsella. Pero para el turista judío no hay absolutamente ningún riesgo", analiza el director del Observatorio de Radicalismos Políticos, Jean Yves Camus. Judío religioso según su propia definición, Camus considera que la situación es paradójica: "El aumento del antisemitismo en Francia es incontestable, prueba de ello son las cifras que demuestran una cierta inseguridad, y la impresión es que el grado de violencia aumenta, pero al mismo tiempo la comunidad judía muestra una florescencia nunca vista. Aquí tenemos todo lo que necesitamos en términos de negocios, restaurantes y sinagogas. A diferencia de Londres, Berlín o Amsterdam, aquí es como en Estados Unidos: un paraíso en términos de facilidades para la vida judía. Hay todo tipo de productos y muy variados, diarios y radios judías, más de 300 sinagogas en todo el país, semanas de cine y de literatura israelí, y asociaciones de todo tipo. La vida es perfectamente normal, pero el antisemitismo está en aumento, la violencia da miedo, el contexto es más difícil para quienes viven en zonas más expuestas y la situación es ambivalente".


Desde los atentados terroristas son varios los medios franceses que analizan el tema del antisemitismo. El respetado semanario francés publicó un especial que tituló Judíos de Francia, y ello provocó el enojo de algunos representantes de la comunidad para quienes esa frase reenvía a una dimensión geográfica que olvida la pertenencia nacional y aleja a los judíos de la comunidad nacional. Sobre todo teniendo en cuenta el contexto, explican los críticos, hubiera sido más oportuno titular Judíos franceses o Franceses judíos. La revista Le Point también puso en portada a una pareja de jóvenes judíos con el titulo Ser francés en Francia y con una crónica en la que se lee: "Superemos el miedo, un instante, el tiempo de este dossier. El miedo o esa bola en el estómago que resienten muchos franceses de confesión o cultura judía al momento de ejecutar un acto tan anodino como ir a la escuela o ir a comprar pan". En ella se pueden leer las declaraciones de Haïm Korsia, designado desde mediados del año pasado gran rabino de Francia, un puesto de funcionario y por decreto, elegido por la institución oficial que administra el culto israelita en este país. Korsia recuerda que Francia fue el primer país en dar la ciudadanía plena a los judíos, en 1791, y que los ejércitos napoleónicos abrían las puertas de los guetos en cada nuevo lugar al que llegaban para liberar a los judíos. "La cuna de los derechos humanos es también la de los judíos."

Isaac R. es un sobreviviente del Holocausto. Nació en Grecia en 1934, fue deportado en 1943, liberado en 1944 y llegó a Francia en 1948, a los 14 años, después de pasar por España y por Palestina. Cuenta que le debe todo a este país: sus estudios, su vida profesional, la educación de sus hijos. Pero confiesa que a veces no se siente bien, que cuando sale a la calle mira con mayor atención lo que pasa a su alrededor. "Viví en barrios en los que había pocos inmigrantes, luego en la periferia y desde que estoy jubilado vivo cerca del Trocadero. Cuando era joven, y miembro del movimiento de jóvenes sionistas, llevaba una vida normal, sin miedo al antisemitismo. Nunca tuve problemas en mi escuela, al norte de París, ni cuando caminaba en la calle o cuando entraba en una sinagoga. Sabía que existía un antisemitismo clásico, pero no me afectaba. Pero desde 2012, los judíos se volvieron más cautelosos. El ambiente en Francia hace que algunos a veces dudemos de ir a un restaurante kósher. En mi barrio no pasa nada, pero en otros lugares como Sarcelles (el año pasado una manifestación pro Palestina derrapó en ataques antisemitas en esta localidad del norte de París, a veces llamada la Pequeña Jerusalén) los judíos empiezan a mudarse para reagruparse en zonas más seguras", relata Isaac.

Todos los entrevistados coinciden en que al antisemitismo clásico, que en Francia provenía sobre todo de los partidos de extrema derecha y de los viejos vichistas, se le suma ahora un nuevo tipo de antisemitismo ligado a la extrema izquierda y a los islamistas. "A diferencia de la Argentina, en donde el antisemitismo más expandido es el de los católicos integristas, en Francia existe una complicidad entre la extrema izquierda y los islamistas. Está ligado con la historia de este país colonial que dejó marcas: la extrema izquierda piensa que los musulmanes son víctimas de Francia. Juntos organizan manifestaciones en favor de Palestina, lo que es totalmente correcto y aceptable, pero el problema es que derrapan. Yo estoy a favor de la creación de un Estado palestino viable. No soy israelí, soy judío y francés. No me pueden responsabilizar por lo que el ejército israelí hace en Gaza. Y esa es la confusión que existe también en la población francesa de origen magrebí", lanza Camus.


Como parte de una larga investigación realizada en 2003, el sociólogo y presidente de la fundación Maison des Sciences de l'Homme, Michel Wiervorka, autor del libro La tentación antisemita (2005), visitó numerosos barrios y escuelas francesas frecuentados por la población descendiente de la inmigración arabe-musulmán y ello le permitió confirmar su presentimiento: el aumento de eslogans antisemitas estaba ligado con lo que pasaba en Medio Oriente. "Observé que incluso entre los más jóvenes había una lógica de identificación con la causa palestina. Se sienten excluidos, maltratados y empujados a los guetos de la misma manera que los palestinos en Israel. La idea es que los judíos de la diáspora francesa están ligados a Israel. Y también se identifican con el choque de civilizaciones: islam está en guerra contra el occidente, y los judíos son lo peor del occidente", explica el especialista.

Autor de cuatro libros sobre el antisemitismo, y con abuelos que murieron en Auschwitz, Wiervorka precisa que a ello se le suma un nuevo clima que aparece en Francia y que se relaciona con el caso del humorista francés Dieudonné, de origen camerunés, especialista en bromas que tienen origen en el revisionismo del Holocausto y las cámaras de gas. Inventor de la quenelle, entendido como un saludo nazi invertido, logró que sus seguidores se saquen fotos delante de las sinagogas y espacios para la memoria judía haciendo ese gesto. "Las formas clásicas de antisemitismo, ligadas a la extrema derecha e izquierda, no desaparecieron, pero hay dos novedades: el antisemitismo en el seno de las poblaciones negras, con la idea de que los judíos son los responsables de la trata negrera y de que quieren monopolizar el sufrimiento histórico, e Internet en donde existe la creencia que todo puede ser dicho y expresado sin limites, y que en ese contexto los judíos son un límite a la libertad de expresión", analiza el experto. Como bien explica, Francia es un caso extremo: es el país con la mayor cantidad de judíos (550.000) después de Estados Unidos, tiene una población árabe y musulmana muy numerosa (6 millones de musulmanes), y está muy presente en los conflictos de Medio Oriente y Próximo. "En ese sentido, Francia es un laboratorio. Este es un país con un modelo republicano y lo que se espera de los judíos es que se integren. A partir de los años 60 los judíos se hicieron muy visibles, pero siempre manteniendo el perfil republicano. Esta visibilidad no genera problemas cuando no hay antisemitismo. Pero cuando se despierta, como ahora, todo se vuelve imposible", concluye.

Al igual que muchos de los entrevistados, el sobreviviente Isaac recuerda el caso del gang de los bárbaros, una veintena de personas que en 2006 secuestraron a Ilan Hamili en las afueras de París porque pensaron que, como era judío, seguramente era rico y alguien pagaría una recompensa para salvarlo. Lo torturaron hasta la muerte, a los 23 años. También está muy fresco el recuerdo del francés de origen argelino Mohamed Merah. Radicalizado luego de su paso por la cárcel, en marzo de 2012 estacionó su moto delante de una escuela judía en un barrio residencial no lejos del centro de Toulouse y empezó a disparar. Mató a un rabino de 30 años y a sus dos hijos, de 3 y de 6. Mientras seguía disparando, tomó por los pelos a una niña de 8, Myriam Monsonego. La pistola falló. Agarró otra, se la puso en la sien y disparó. El director de la escuela, que había salido por los ruidos de los disparos, pudo ver cómo ejecutaban a su hija.

Tradicionalmente, hasta el año 2002, entre el 5 y el 6 por ciento de los judíos que votan (menos de 200.000) se inclinaba por el Frente Nacional, el partido de extrema derecha francesa. Con la llegada de Marine Le Pen, la hija y sucesora del fundador, las cosas cambiaron, y ahora alcanza el 13%. Es menos que el promedio nacional, pero la progresión es significativa. "Seguramente olvidaron leer el programa de Le Pen que, si bien en público se muestra menos antisemita, planea prohibir el uso de la kipá en las calles y la matanza de los animales conforme a los ritos religiosos, lo que nos obligaría a comprar carne kosher importada de la Argentina, que es objetivamente excelente, pero más de 4 euros más cara por kilo que la francesa", opina Camus.


Las cajas de matzá, el pan tradicional de la comida judía, están apiladas por todos lados en la carnicería Chez Julien & Fils, sobre el boulevard Voltaire, cerca de la plaza Nation. Con la Pascua judía que se acerca, además de los cortes de carne kosher, los clientes eligen entre las decenas de variedades que se ofrecen de este pan sin levadura presente en todas las mesas de Pésaj. Misma situación a metros de allí, en la boulangerie o en el supermercado Franprix de al lado, que sólo vende comida kosher o autorizada por la religión y en donde también se encuentran los diarios de la comunidad. En esta calle que centraliza varios comercios judíos, con cajeros que llevan kipá y algunas clientas que usan polleras largas y peluca, la actividad parece haber vuelto a la normalidad después del miedo provocado por la mortal toma de rehenes en el Hyper Cacher de Vincennes, en el este de París. "Al principio fue difícil, pero hay que seguir viviendo", suspira uno de los responsables del Franprix, Salomón Nezri. Varios de sus clientes estuvieron presentes durante la reapertura del Hyper Cacher, a mediados de marzo. "Hay que quedarse. ¿Cómo voy a hacer para volver a empezar en otro lugar? Quizá me vaya un día, cuando me jubile", agrega Ilan Benchetrit, otro de los responsables.

Frente al malestar y a las cifras de las agresiones en aumento, todos los entrevistados confirman que la pregunta sobre quedarse o partir se instala en las charlas de todos los días. Se estima que este año más de 10.000 judíos se mudarán a Israel. Fueron 7231 el año pasado. "Aquí se preguntan si hay que irse y qué hay que hacer para volver a la normalidad. Sobre irse, dos respuestas son válidas: si es una aliyá (retornar voluntariamente a la tierra de Israel), es maravilloso. Si es por miedo, es una catástrofe para Francia, para los judíos y para Israel. La respuesta es vivir juntos, sancionar las actitudes inadecuadas, detener los sitios de Internet nauseabundos, reconstituir el lazo social, ir a las escuelas y reunirnos con imames y representantes de otras religiones. Tenemos la fuerza humana, nos falta la expertise", reflexiona el presidente del Movimiento Judío Liberal de Francia, Marc Konczaty.


A diferencia de su familia y de algunos de sus amigos, John Rozemblum no quiere irse de París. Aquí instaló hace seis años un estudio de arquitectura que funciona bien y está pensando en abrir un bar. No tiene ganas de abandonar todo lo que construyó. Eso sí: al igual que todos en la comunidad, borró de Facebook y de todas las redes sociales a esos amigos que posteaban o likeaban declaraciones antisemitas.

Fuente: Nathalie Kantt para La Nación Revista. Foto, AFP y Corbis