Monday, May 26, 2014

Nuevo sitio web de documentación sobre las Colonias Judías en Argentina

El Centro de Documentación Judía en Argentina Marc Turkow de AMIA lanza un nuevo sitio web que concentrará  documentación sobre la historia de la colonización judía en la Argentina.

El sitio, que ya está disponible en coloniasjudiasarg.amia.org.ar, ofrece fotografías, documentales, películas, testimonios y listados de libros y artículos académicos. Además, cuenta con un mapa interactivo que permite ubicar a las distintas colonias en el territorio argentino.

Presentados en una variedad de formatos y soportes, los materiales que se incluyen conforman un universo de sensaciones, datos, personajes y episodios que reflejan uno de los aspectos más singulares de la trayectoria del judaísmo argentino y mundial.

Entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, millones de judíos impulsados por la pobreza y la hostilidad antisemita abandonaron el este europeo. Ese proceso migratorio que los trajo al continente americano coincidió con la política de atracción de agricultores lanzada por el gobierno argentino con la finalidad de poblar y productivizar la región pampeana, dedicada casi exclusivamente a la actividad ganadera.

Fue el Barón Mauricio de Hirsch, célebre filántropo judeo-alemán, quien ideó y financió un plan de colonización de vastas proporciones. A lo largo de más de medio siglo, a través de la Jewish Colonization Association que él creo, asentó en distintas provincias de la Argentina a miles de inmigrantes judíos. Favoreció así no sólo sus trayectorias individuales, sino también su integración y legitimación en el país en tanto colectividad étnico-religiosa. De esta vivencia es que nace la mítica figura del “gaucho judío”.

Los materiales incluidos en la Central de Recursos Online Colonias Agrícolas Judías en Argentina conforman una pequeña parte del acervo documental y cultural legado por los colonos judíos, pretendiendo ser un aporte a la construcción y constante reelaboración de la memoria colectiva.

Más información:
coloniasjudiasarg.amia.org.ar
Tel: (011) 4959-8865
Mail: centro@amia.org.ar

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina

Saturday, May 24, 2014

Anti-Semitic Attack in Brussels left three fatal victims

An attack today in Brussels left three people dead outside the Jewish Museum and another person critically wounded.

Belgian Interior Minister Joelle Milquet said that "it is likely that this is an anti-Semitic attack," with a search under way for the perpetrators. If the Interior Minister is proved right, this is yet another frightening reminder of the growing danger of anti-Semitism in the heart of Europe, amidst an increasing number of assaults on Jews, including the murder of four Jews, three of whom were children, by a French Islamist in Toulouse, France, in March 2012, and the expected success of openly anti-Semitic parties in this weekend’s European Parliament elections. We mourn with the families of those who lost their loved ones in today's attack.

Posted by Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina

Wednesday, May 21, 2014

Compilación de la obra de Jorge Luis Borges en hebreo

Se publicó una compilación poesías y ensayos de Jorge Luis Borges traducidos al hebreo en Israel. El texto, titulado "De que nada sabe", se centra en la visión que posee Borges sobre el concepto de la fe a través de sus escritos.

Ruth Fine, catedrática de literatura española y latinoamericana de la Universidad Hebrea de Jerusalem y coordinadora científica del libro, explicó: "Este libro surgió como un proyecto mío en el cual investigué sobre la fe en la obra su obra, que es un tema muy poco tratado. Se habla mucho de las distintas religiones, temas teológicos, las santas escrituras pero también hay mucho en relación a la fe. Me pareció que esta investigación era importante".

La idea e la compilación, que fue traducida por Uri Ben David, surgió luego de que Fine organizara un seminario en el que se trató de esta temática. "Nos dimos cuenta de que podíamos armar un volumen que tuviera dos objetivos: traer al público israelí textos y ensayos que no se conocen mucho allí ni están traducidos al hebreo y además llenar la falta de atención a esta cuestión de la fe, nada más acertado que hacerlo en Jerusalem, que representa a las tres religiones monoteístas", dijo la académica.

El libro se presentó en un evento del que participaron académicos, profesores y el público en general. Éste fue inaugurado por el embajador de Argentina en Israel, Carlos Faustino García, y contó con la participación de la escritora María Kodama. Además se presentó en el Festival Internacional de Escritores.

Jorge Luis Borges mantenía una relación especial con Israel, ya que en 1971 vivió dos meses allí y fue el primer latinoamericano en recibir el Premio Jerusalem.

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina

Monday, May 19, 2014

HOT PASTRAMI WEEK en Buenos Aires

Entre el 23 de Mayo y el 1° de Junio salir a comer se transformará en una experiencia única: buena comida y una buena causa, ayudar a miles de chicos para que no abandonen la escuela.

¿Qué es Hot Pastrami Week?

Es una gran movida gastronómica y solidaria. Durante una semana salir a comer se transformará en una experiencia única:

buena comida, buena compañía y una buena causa: ayudar a miles de chicos para que no abandonen la escuela.

Los mejores restaurantes de Buenos Aires ofrecerán menúes diseñados especialmente.

¿Cuándo?

Entre el 23 de mayo y el 1º de Junio

¿Dónde?

Los mejores restaurantes de Buenos Aires se unen a esta movida:

AZUL PROFUNDO | Pilar - AZUL PROFUNDO | Retiro - BLANCH - CHIQUIN RESTO & WINE BAR - CARDON - CLUB 31 - EL FEDERAL - KOH LANTA - LA BRASSERIE - LA PERICHONA - MOOI RESTAURANT - OLAYA - PRIMAFILA - RESTAURANT AUSTRIA

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina


Hot Pastrami Week in Buenos Aires for a good cause



Hot Pastrami Week in Buenos Aires
When: May 23 - June 1, 2014

What is Hot Pastrami Week?
During Hot Pastrami Week you will enjoy the best hot pastrami in town for a good cause: helping thousand of children to stay in school.

The best restaurants in Buenos Aires will offer pastrami menus for this week.

Restaurants:
AZUL PROFUNDO | Pilar - AZUL PROFUNDO | Retiro - BLANCH - CHIQUIN RESTO & WINE BAR - CARDON - CLUB 31 - EL FEDERAL - KOH LANTA - LA BRASSERIE - LA PERICHONA - MOOI RESTAURANT - OLAYA - PRIMAFILA - RESTAURANT AUSTRIA




Thursday, May 15, 2014

Visita de Francisco a Israel. Entrevista al rabino argentino que lo acompañará: Abraham Skorka


Del 24 al 26 de mayo de 2014, el Papa Francisco realizará una visita a Israel, pero no lo hará solo, sino que a su numerosa comitiva invitó al rabino Abraham Skorka, rector del Seminario Rabínico Latinoamericano "Marshall Meyer".

“En este viaje veo materializarse muchos conceptos que hemos intercambiado” y se “demuestra la magnitud de su compromiso con la paz en la región y con el pueblo judío” porque “es una persona ‘de una sola pieza’ y me elige -es un honor como rabino argentino- porque estuvimos juntos mucho tiempo en un diálogo muy profundo”, aseguró en una entrevista antes de acompañar al Pontífice a Tierra Santa.

“Conocí el alma de (Jorge) Bergoglio, el corazón de él, a través de muchos actos de un amor y compromiso hacia el pueblo judío superlativos”, recordó entre otros conceptos.

P- ¿Qué pasa por tu cabeza cuando va a ocurrir algo tan importante en los próximos días?

AS- Hay dos niveles de atención. Un nivel es que se me resuelvan todos los detalles técnicos; o sea, el viaje en sí mismo y todo lo que implica desde el punto de vista técnico. El otro nivel es el punto de vista espiritual, por supuesto. Hablamos de este viaje, hablamos muchas veces sobre la importancia del Estado de Israel para el pueblo judío, sobre la crisis en Medio Oriente, sobre la dramática necesidad de paz y del hecho que el primer viaje programado por él (el papa Francisco) sea justamente a Medio Oriente. Bueno, es muy significativo. Significa que todas esas charlas que tuvimos y todos esos análisis que hicimos evidentemente muestran algo… algo importante revelan. Todos conocemos su coherencia, que lo que dice es realmente lo que siente, que Jorge Bergoglio, el papa Francisco es una persona -como suelo decir- de una sola pieza. Pero en temas tan delicados uno siempre se pregunta hasta dónde asumirá un rol tan activo, poniendo su presencia para tratar de conformar un acto de paz, un mensaje de paz, porque para eso va a Medio Oriente. Y bueno, esto demuestra la magnitud de su compromiso con la paz en la región y con el pueblo judío, indudablemente.

P- La relación entre ustedes es muy conocida y de esto han hablado antes de saber que este viaje se haría, ¿cuándo empezaron a profundizar sobre el tema?

AS- Por supuesto, en uno de los capítulos de nuestro libro (conjunto “Sobre el cielo y la tierra”). Eso testimonia que analizamos el punto, que es un punto político importante, amén de hablar de capitalismo, comunismo, un poco de los pensamientos o las tendencias políticas del siglo XX y hacer un breve análisis, como es todo el libro, tratando de marcar puntos. Y amén de tocar temas tan sensibles para nosotros, los argentinos, como qué es lo que ocurrió en los años oscuros del Proceso (de Reorganización Nacional, la última dictadura militar, entre 1976 y 1983) y amén de tocar temas como la Shoá, uno de los temas que se tocó es la crisis palestino-israelí como parte de la problemática judía. Sionismo para mí implica ya no una respuesta a los problemas de seguridad existencial y física del pueblo judío, sino que el sionismo tiene el enorme desafío de recrear la espiritualidad judía. Que lo hizo de hecho al transformar el hebreo en un idioma vivo. De aquí los diálogos que tuvimos con el entonces arzobispo de Buenos Aires, cuando dialogamos sobre judaísmo: Israel es parte íntegra de la cultura judía. Debe ser un Estado judío, no meramente un Estado para salvaguardar físicamente, como respuesta al antisemitismo. El punto es que Israel es una esencia como generador de la recreación de la cultura judía. Porque el mundo que vivimos es bastante cosmopolita. En muchos países del mundo los judíos no viven en guetos, viven en sociedades abiertas, y de hecho hay un gran porcentaje de asimilación o de mimetización. Por eso la importancia de Israel como generador de cultura, para que se forje una identidad judía que tenga que ver con la Biblia, el Talmud y con todo…

P- Veníamos hablando de ustedes, volvamos al viaje…

AS- Esto es un capítulo de nuestro libro. Lo hablamos muchas veces y lo que veo es que todo esto, evidentemente, fue tomado muy en consideración por Bergoglio, caló muy hondo en él. Conocí el alma de Bergoglio, el corazón de él, a través de muchos actos de un amor y compromiso hacia el pueblo judío superlativos. Y enfatizo esto porque con lo que Bergoglio se compromete en este viaje, de alguna manera, es con seguir esa línea para que haya paz en la tierra de Jesús. Y habiendo allí, al decir de los profetas, va a haber una luz, una bendición de paz sobre todo el mundo. Yo creo que ésta es la idea de este viaje y le pido a D’s, y lo que trato de ayudar en la medida de mis posibilidades es que realmente pueda él manifestar, con toda su fuerza y toda su espiritualidad, mensajes que dejen una luz encendida en la región.

P- ¿Él fue aprendiendo de lo que pudiste ofrecerle para ir completando un pensamiento que ahora termina en este viaje?

AS- Evidentemente que uno aprendió del otro muchísimo. Evidentemente ésa es la realidad del diálogo. A mí me cuesta decirlo por razones de pudor y de humildad, pero los diálogos fueron fuertes por el análisis profundo de los temas, sin tapujos, con muchísimo respeto del uno con el otro, pero diciendo las cosas como son, como es Bergoglio. Yo no sé en qué medida, pero seguramente en cierta medida todo este viaje -me cuesta decirlo por pudor- evidentemente muchos de los conceptos que nosotros hemos intercambiado los veo ahora materializándose.

P- ¿Por eso es que él te elige para que nos representes a todos?

AS- Y sí, sí. Me elige. Esa elección es muy significativa. Es muy profunda. Yo no sé exactamente si es para representarlos a todos. Quiero expresarme con humildad, tal como se expresa él. Pero me elige porque estuvimos juntos mucho tiempo en un diálogo muy profundo, y entonces yo creo que es una elección natural. Compartimos oraciones, momentos de espiritualidad, nos brindamos el uno al otro. Yo como rabino, como judío, y él como sacerdote, como católico, hicimos un camino juntos en donde creo que hubo muchas cosas significativas.

P- ¿Recordás algún momento inolvidable en vuestra relación que podamos compartir?

AS- Muchos momentos... Cuando me eligió para que escriba el prólogo de la biografía autorizada de su vida.

P- Ahí sentiste por primera vez algo diferente.

AS- Sentí, sentí muchísimo. Cuando me llamó Sergio Rubín y me dijo “el arzobispo de Buenos Aires lo ha elegido a usted para que escriba el prólogo del libro” fue fuertísimo. ¡Era el arzobispo de Buenos Aires, primado de la Argentina!

P- ¿Ya mantenían una relación fluida?

AS- Ahí ya habíamos hecho muchas cosas, ahí había una amistad profundísima. Y fue tan así que en un momento dado, cuando él estaba velando a su hermano, estuve acompañándolo en el velatorio y hablamos. ¿De qué se habla? De los temas de la vida. Tratando de estar junto con él en ese momento y hablando de la vida. Y en un momento dado le digo: “le puedo hacer una pregunta, ¿por qué me eligió a mí?”, y sin hesitar, inmediatamente me dijo: “Así me salió del corazón”. Es fuertísimo.

P- ¿Siempre se trataron de usted?

AS- Sí, siempre. Esto lo hable con él las últimas veces. Le dije que antes los padres, en la familia y con los hijos también se hablaban de usted. Porque él me hacía chistes y yo hago chistes con él, también hacemos bromas, pero yo creo que hay un respeto mutuo muy grande y es una manera de manifestar, creo, un respeto mutuo. Eso lo quiero subrayar porque siempre me respetó de una manera muy grande.

P- Cuando dije que nos representás a todos en realidad digo que él está poniendo en vos la representatividad de lo que tiene que ver con el mundo judío...

AS- Lo entiendo, pero para mí, la humildad es una cualidad que debe cultivarse y cuidarse en todos los aspectos. Siempre aprecié y aprendí de él acerca de la humildad. Eso es algo que nos junta. En ese sentido te respondí. Evidentemente que sí, porque si él eligió a Omar (Abboud, dirigente musulmán que preside el Instituto del Diálogo Interreligioso), me eligió a mí y entendí que van a haber otras denominaciones cristianas es por alguna razón, y evidentemente estamos representando. Pero no lo quiero manifestar en ese sentido por razones de humildad. Quiero decir que está honrando nuestros sueños y nuestras oraciones por la paz en Israel y en el mundo. Por todos aquellos que estuvimos juntos trabajando por D’s.

P- Sos un hijo de esta comunidad, ¿qué te sucede cuando te toca vivir este capítulo enganchándolo con lo que tiene que ver tu vida comunitaria con la Argentina?

AS- Siento que estamos y queremos honrar nuestra condición de argentinos. Queremos labrar una imagen, un sello, todo lo bueno que hemos recibido aquí a nivel de argentinos, a nivel de valores, porque los dos nos formamos en la escuela pública, a nivel de todo lo bueno que tiene la sociedad argentina, los grandes valores que deben emerger y que sea un mensaje para el mundo y para nosotros. Que seamos conscientes de que hay grandes tesoros espirituales que debemos cuidar, desarrollar. Argentina ya ha dado muchas cosas al mundo. Tenemos varios premios Nobel que son un testimonio de ello, de lo que puede llegar a dar al mundo y darse a sí mismo. En Argentina debe emerger todo lo positivo que tenemos. Superar antinomias, ése también es un mensaje para nosotros y ver que, como diría Bergoglio, se puede. A nivel judío, que vamos juntos, que es un honor como rabino argentino. Lo que pasa en la Argentina pasa con la comunidad judía. Nosotros también deberíamos estar en una situación mucho mejor de la que estamos. Uno de los propósitos de nuestro libro y de nuestro programa fue instalar la instancia del diálogo en medio del seno de nuestra sociedad.

P- ¿Sentís que este viaje puede beneficiar o repercutir positivamente en la comunidad judeoargentina?

AS- Yo soy el producto de la educación judía en la Argentina. Porque hubo una educación judía excelsa, una de las mejores de la Diáspora. Evidentemente, a través de la decisión que tomó el Papa hay un reconocimiento de él a toda una trayectoria también. Y esa trayectoria la pude hacer por los buenos maestros que tuve aquí, por las escuelas que me formaron. Gente que realmente me transmitió una espiritualidad muy grande, que vino de Europa y me transmitió mensajes muy fuertes. El metamensaje sería: retomemos con más y más fuerzas la calidad educativa judía en la Argentina en todos los aspectos, desde lo intelectual y lo espiritual, y tratemos de levantar más y más la calidad de la misma.

P- Desde tu rol como rector del Seminario Rabínico Latinoamericano y frente a lo que estás viviendo y vas a vivir, ¿cuál es el mensaje que uno puede dar como aporte a la comunidad? ¿Se puede mejorar el tema educativo?

AS- No es que se puede, se debe. Cuesta muchísimo porque el mundo en el que yo me formé era muy distinto al de hoy en día. Había ideales, sueños y otras tantas cosas que fueron cambiando con el tiempo. Pero de todos modos, el desafío es volver a encontrar, tal vez a través de otras ópticas, el fuego de lo espiritual. Es una materia pendiente porque si no lo vamos a encontrar, vamos a ir cayendo más y más en la mediocridad.

P- ¿El crecimiento de algunas escuelas ortodoxas está marcando algo que no se supo hacer de este lado y sí del otro?

AS- El hecho que la gente se vuelque a aquello que se podría denominar un pensamiento ortodoxo es un fenómeno que nació como respuesta a una problemática mundial. Se puede decir que la ortodoxia, por ejemplo, responde a -como la denominó Zygmunt Bauman- “la cultura de lo líquido”: amor líquido, amistad líquida... Antes se pensaba en términos “sólidos”. Antes se pensaba: “Me caso para toda la vida”; hoy es “hasta donde duremos”. Entonces, frente a una realidad “líquida” y muy cambiante, éste es uno de los factores que llevaron a que mucha gente diga “quiero una estructura que no es cambiante”. El tema es muy largo… ¿Por qué nació la ortodoxia? ¿Por qué hubo este revival de este pensamiento más dogmático, más duro? Lo que creo es que dentro de todo lo que hay que hacer es que la ideología que cada uno acepta, ir encaminándola para que forme mejores hombres, más comprometidos con el amor, la justicia, la bondad, el prójimo, más sensibles, más virtuosos en lo que se refiere a la conducta humana.

P- ¿Qué significa este viaje para vos?

AS- Siento que estoy frente a un hecho muy especial, que pido a D’s que se concreten distintas cosas que trabajamos. Sé que va a haber momentos muy lindos. Incluso me emocioné mucho cuando la editora de nuestro libro me envió la tapa y contratapa en hebreo. Me emocioné mucho por lo que leí. Porque en ella están las apreciaciones del presidente de Israel, Shimon Peres, y de un profesor de la Universidad de Bar Ilan muy importante, Premio Israel 1994. Leí apreciaciones muy profundas hablando de las virtudes del libro. Qué pasará no sé. Serán momentos que no puedo llegar a dimensionar ahora. Me quiero mantener muy tranquilo. Serán momentos espirituales muy fuertes. Nos une un sentimiento, un cariño mutuo muy grande. Poder llegar a ver, avizorar cómo será todo, teniendo ese cariño de por medio y todas las ansias de las cosas que queremos lograr, es difícil. Más bien creo que es un tiempo para rezar que esta oportunidad pueda amalgamar cosas muy lindas.

P- ¿Qué vas a escribir en el papelito que pondrás en el Kotel (Muro de los Lamentos)? ¿Cuál va a ser tu deseo?

AS- Lo que escribiré exactamente no sé; o sea, las palabras. Pero paz, paz. Nosotros lo pedimos siempre, es el final de todas nuestras oraciones. El que hace paz en las alturas, la armonía, el cosmos, que permita que podamos alcanzar una armonía de nuestro ser, de nuestros espíritus. Que no sea meramente una situación mundial o social de no conflagraciones. Mucho más, que haya una armonía en los espíritus de todos los hombres. Siempre, siempre cuando él (el papa Francisco) me escribe -lo hace bastante regularmente- termina pidiéndome “recen por mí”. Siempre lo hizo, no es de ahora. Ese “recen por mí” es interesante. Por un lado, muestra humildad. Por otro, es una invitación a rezar. Y muchas más cosas pueden llegar a deducirse de esa simple frase, que como todas las frases de Bergoglio son muy simples, sencillas, y sin embargo, cuando uno las empieza a analizar, se da cuenta de todos los metamensajes que hay.

P- ¿Rezás por él?

AS- Yo recé por él y siempre le contesto en todas mis cartas: “Presente en mis rezos” o “Rezando junto a usted”. Tomaría esa misma frase, que tiene tantos significados, y se las diría a todos: “Recen por nosotros”.

Fuente: Iton Gadol

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina

Monday, May 12, 2014

Abraham Skorka, the Argentinean Rabbi who will be the Pope's guide in his visit to Israel


By Meredith Hoffman, Tabletmag

The day before her wedding, Florence Ofer, a blonde 27-year-old accountant, strolled out of the Shabbat service at Benei Tikva, a synagogue in Buenos Aires, praising the shul’s rabbi, Abraham Skorka, who was going to conduct her wedding. Though she isn’t a member of the congregation, Ofer is among Jews from across the Argentine capital drawn to celebrate weddings, bar and bat mitzvahs, and other special occasions at Benei Tikva. “We chose to get married here because of him,” she told me. “He speaks from the heart.” Her father Leti, a local doctor, piped up to add that the rabbi was known for letting the celebrants take center stage: “He keeps a low profile.”

Which is not what most people would say about Skorka these days. It’s been a year since his close friend and fellow porteño Jorge Mario Bergoglio became Pope Francis I—leader of the Catholic Church, and indisputably the world’s biggest religious rock star.

Francis’ new fame has rubbed off on his old Buenos Aires comrade. Skorka has been the object of a flood of media attention: a jaunt to New York to be interviewed by 60 Minutes, a photo shoot by a French magazine hugging a cardboard cutout of Francis at the shul. Skorka is still young, just 63—nearly 15 years younger than the grandfatherly Francis—with a full head of hair that is still mostly dark and a handsome face made for television. Along with his duties at Benei Tikva, he is also the rector of the Latin American Rabbinical Seminary in Buenos Aires. His congregants and staff draw a protective circle around him, but the man himself, while still falling comfortably into his pastoral role at home leading services and Seders, recognizes the possibilities his newfound visibility offers.

Later this month, Skorka will serve as a tour guide and fixer for the pope on his first official visit to Israel, a trip Skorka says is designed to promote interfaith tolerance. “We have to ingrain in the human consciousness a message of peace and spirituality that is so deeply needed in our society,” Skorka tells me in his office, a tiny box upstairs from the Benei Tikva sanctuary. “Man is too much related to his own being in the occidental world, he’s very selfish and looks only to himself. We must fight in order to help people to look around them because it’s the only way.”

***

As a boy, Skorka spoke Yiddish at home with his parents and grandparents, immigrants from Poland who arrived in Argentina in the 1920s. The family lived in the predominantly Jewish neighborhoods of Paternal and Villa Crespo, where Skorka attended Jewish religious school in the morning and public school in the afternoon. “My idea wasn’t to be a rabbi,” he told me. “It was just to study, to know for knowledge’s sake.” Always, he says, the Jewish questions he was examining seemed to him to be fundamentally universal. “I did it to know what a human being is, how I am to behave,” he went on. “I knew of course I was a Jew, but what does it mean to be a Jew?”

As Skorka deepened his religious studies, he also pursued his academic ambitions, studying chemistry at the University of Buenos Aires with the goal of working in science research—but after getting his degree he was ordained as a rabbi as well. As he embarked on graduate studies in chemistry, he began working at Lamroth Hakol, a congregation and community center in downtown Buenos Aires, whose rabbi was best friends with a priest—at a time when bonds between Jews and Catholics were rare, despite the church’s efforts to liberalize after the Second Vatican Council.

“The priest spoke to the Lamroth Hakol congregation and said the only way to uproot anti-Semitism is dialogue, because to love the other you must know the other,” Skorka recalled. “All hate is based on transforming someone into the devil and you do that when you don’t know the other, but when you know the other it’s more difficult to build that demonic image of him.”

From that moment on, Skorka pursued dialogue as a third career. He says he always felt an “anti-Semitic shadow” in Buenos Aires, particularly during Argentina’s brutal dictatorship of the 1970s. The terrorist attacks of the early 1990s left their mark in the form of bars and round-the-clock security guards at Benei Tikva, whose simple sanctuary sits tucked by a supermarket on a quiet side street in the mellow Belgrano neighborhood. But Skorka firmly believes that security requires more than just locked doors, and he began engaging with priests and local Muslim leaders.

Skorka struck up his friendship with Francis over a joke about soccer. In 1995, Francis, then archbishop of Buenos Aires, hosted the city’s religious leaders for an Independence Day celebration and asked each one his soccer preferences—and Skorka answered with the team River Plate, whose sympathizers are called “chickens.” “He said I guess this year we’re going to eat chicken soup,” Skorka laughed off Francis’ light response. “I understood there was another message in that—that we can work together.”

Francis, Skorka says, has long been a willing partner in building the relationships that underpin his quest for common understanding. In 2010, the pair published a book together, Heaven and Earth, structured as a series of fraternal dialogues between leaders of different religions. “Dialogue, in its most profound sense, is to draw the soul of one close to the soul of another, with the result revealing and illuminating one’s interior,” Skorka writes in his introduction, in which he testifies of the profound connections he shared with Francis in conversation. “The moment that you achieve a certain dimension of dialogue you realize the similarities you share with the other.”

The itinerary he plans to follow with Francis in Israel reflects that brand of ecumenical thinking—something in short supply there of late. The papal entourage is scheduled to arrive in Jordan on May 24 and then proceed into the West Bank, where Francis will meet with Palestinian Authority leaders and visit the Church of the Nativity in Bethlehem. He will proceed to Jerusalem—where he spent his last visit, the week of the Yom Kippur War in 1973, confined to his hotel—and stop at the Basilica of the Holy Sepulchre, the Dome of the Rock, and the Western Wall before proceeding to Yad Vashem and a reception with Shimon Peres. “We want to leave a message of peace and understanding between Christians and Jews,” Skorka tells me, “and all people living there.”
At the wooden desk in his cozy office, Skorka nods to a framed speech mounted above his head. It’s a Yom Kippur prayer of penitence—a selichot—that Pope Francis gave a few years ago to Benei Tikva congregants. “He came here and spoke and gave a special salutation,” recalls Skorka, who in April publicly acted as Francis’ interlocutor on American television, in his 60 Minutes appearance. “One of the great sins of leaders throughout the world has been that they’d appear perfect,” Skorka told Scott Pelley. Skorka also wrote in Argentina’s national newspaper that Francis is the same unassuming, devoted man he was before his elevation. “Behind his white robe you can find the same man, who knows the right equilibrium between power and decision and who mandates with humility and sincerity,” Skorka explained.

It’s hard not to feel that Skorka is also, to some degree, describing himself and what has happened since his life accelerated in his friend’s shadow. When Skorka stands at the bima on Shabbat, as he does most weeks, he recites meticulously woven aphorisms interspersed with unabashed moments of humor and affection. He squeezes the 13-year-old boy beside him celebrating his bar mitzvah, or breaks from his somber homily to address the audience.

“Holiness is the ability to dominate one’s instincts in service of a higher power,” Skorka pronounced at a recent Friday-night service. From the fifth row of the packed wooden pews, a baby began to wail. Skorka stopped and scanned the crowd for the child. “What is wrong, why are you bothered? What happened?” he asked, turning his stance to address the infant, and then the parents. “Mother, do you know what he needs? Did his brother bother him? Oh! He’s probably hungry,” Skorka grinned from the pulpit, and then found his place again. “Anyway, where were we?” he asked the audience, a master of practiced casualness. “Oh that’s right, holiness.” The congregation chuckled and hung even more closely on his next words.

Skorka completed his Ph.D. in chemistry during his first years as a pulpit rabbi, but while he champions a dialogue between reason and science in religion as much as between Christians and Jews—“Religion is a matter of faith but we can’t say there are answers. Science must speak with religion,” he told me—his true home is his shul, not the academy. He moved to Benei Tikva from Lamroth Hakol in the mid-1970s at a time when the synagogue’s president was set on reviving the congregation. “I felt this person was renewing the synagogue in order to give me something,” Skorka tells me, “in order for me to work more and to gather more and more things and people here.”

Skorka shrugged when I asked him about the impact of his new international profile. “In my daily life l have much more work to do now,” he replied. “But in my spiritual life I feel like God has given me a good opportunity to do something relevant in life.” He paused, then added, “A rabbi must be a teacher, a master. He has to be a master in all fields.”

In April, Skorka presided over a Seder attended by 150 congregants. Before the ceremony, guests bustled in the social hall hugging each other and filling the room with chatter in Spanish. Elegant older women with bobbed hair and sleek all-black outfits dashed with sequins pecked each other on the cheeks. Tiny boys in yarmulkes looked longingly at matzo stacks still forbidden to taste. The cantor, wearing a suit, stood with a swanlike woman in white stilettos, poised to sing next to the keyboard player, who tapped his foot. Waiters scurried out with a final few red wine bottles from the kitchen; as the ceremony began, a flock of freshly lipsticked teen girls sauntered in to take their seats.

Wearing a humble smile and a suit accented with a blue tie, Skorka peered out over his glasses, gathering in the darting energy of the crowd. Then, in a low, meditative tone, he began to speak. The room hushed, listening. Bright Haggadahs were opened, and the Passover story began. “The word Seder means ‘order,’” he said in Spanish. “Just as the universe has order, so must a human being, to move with purpose.”

Posted by Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina

Thursday, May 8, 2014

Israel ocupa el segundo puesto a nivel mundial en personas que se hicieron millonarias empezando de cero


En el estudio realizado por el Centro de Estudios Políticos con sede en Londres, Hong Kong encabezó la lista, seguido por Israel, Estados Unidos, Suiza y Singapur. Los que heredaron su fortuna fueron excluidos.

Cuando se trata de hacer algo de la nada, Israel ocupa el segundo lugar en el mundo. Un nuevo estudio realizado por el Centro de Estudios Políticos con sede en Londres encontró que después de Hong Kong, Israel tiene más multimillonarios hechos a sí mismos que cualquier otro país.

El informe estudió a mil millonarios hechos por sí mismos y calculó cuántos cada país se producen en proporción a su población total.

Hong Kong encabezó la lista con 2.831 multimillonarios por millón de habitantes, seguido de Israel con 1.788, los Estados Unidos con 1.388, Suiza con 1.229 y Singapur con 1.053.

Curiosamente, el estudio encontró una fuerte correlación entre los multimillonarios y varios factores que Israel no conoce: "Hay una fuerte correlación entre las altas tasas de multimillonarios en un país y las bajas tasas de impuestos. Del mismo modo, una carga regulatoria baja y las altas tasas de la filantropía se correlacionan fuertemente con las altas tasas de ricos".

El índice de Facilidad para hacer negocios del Banco Mundial, que clasifica cosas como la regulación y la carga fiscal, puso a Israel en el puesto 35 del mundo en 2014.

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina

Wednesday, May 7, 2014

Shiur de Torá al mediodía en el Beit Midrash del Templo Libertad


¿Trabajás o estás por la zona céntrica de Buenos Aires? A partir de Junio te invito a disfrutar de una hora de estudio de Torá semanal mientras compartimos el almuerzo. Los jueves de 13 a 14hs en el Templo de Libertad. ¡Dale a tu día un tiempo para nutrir también el alma! Avisá si podés venir así te inscribimos.

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina


Buenos Aires Celebra Kosher 1 de junio de 2014

Se viene la nueva edición del BUENOS AIRES CELEBRA KOSHER! DOMINGO 1ero DE JUNIO. 12HS

La Plaza Barrancas de Belgrano recibe otra edición de "Buenos Aires Celebra Kosher" con más de 50 stands para disfrutar de la cultura y la gastronomía típica judía, productos con certificación kosher, libros, artesanías y música en vivo.

Podrán degustarse kipes, knishes, shawarma y lajmashin. Además se ofrecerán productos de empresas que poseen certificación kosher como miel, aceites, semillas y golosinas. Es una gran oportunidad para elegir productos de mesa.

Durante toda la tarde habrá espectáculos musicales y dj´s que animarán la jornada, habrá espacio para el baile y shows para los más chicos.

No te lo pierdas!

ACTIVIDAD GRATUITA

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish tour Buenos Aires

Tuesday, May 6, 2014

La casa de Eichmann en la calle Garibaldi fue demolida en 2001

 Al dueño de la topadora le llamó la atención que se reuniera tanta gente a mirar cómo él derrumbaba esa casa insípida, perdida en una zona pobre de San Fernando. Lo sorprendió que más de uno removiera los escombros en busca de un trozo de mampostería de recuerdo como si se tratara del Muro de Berlín. Entonces, preguntó por dónde estaba pasando su máquina. Quedó impresionado cuando supo que los mil pesos del trabajo se los había pagado la familia de Adolf Eichmann, el responsable de los campos de concentración del nazismo, que se jactaba del asesinato de cinco millones de judíos.

El vetusto chalet de tres dormitorios, conocido en el mundo entero como "la casa de la calle Garibaldi", quizás el símbolo más vigoroso del ocultamiento de criminales de guerra nazis en la Argentina, acaba de desaparecer en apenas tres días.

Allí, en Garibaldi 6067, de San Fernando, muy cerca de la ruta 202 y las vías del ferrocarril Mitre, había vivido bajo identidad falsa Adolf Eichmann hasta que el 11 de mayo de 1960, a las 20.50, fue capturado sobre la vereda por el Mossad (servicio secreto israelí) en una sigilosa operación que dejó estupefacta a la humanidad y colocó en un brete al entonces presidente Arturo Frondizi.

Que Eichmann estaba refugiado en la Argentina, así como su localización y captura, sólo se supo cuando Israel anunció al mundo que lo tenía prisionero en Jerusalén.

El Mossad lo había trasladado en vuelo directo desde Ezeiza a bordo de un avión Britannia, de El-Al, acondicionado con una celda y que oficialmente sólo llevaba al canciller de ese país, Abba Eban, ilustre visitante para los actos del sesquicentenario de la Revolución de Mayo.

Casualmente, hace cuarenta años, el 11 de abril de 1961, comenzaba en Israel el juicio oral que llevaría a Eichmann a la horca.

Pero en estas cuatro décadas la casa que desde 1957 o 1958 había ocupado "Ricardo Klement" (Eichmann) permaneció casi intacta en manos de dos de sus hijos. Allí mismo, ellos criaron a los nietos del criminal de guerra, a quienes algunos vecinos recuerdan por sus sobrenombres.

Los nietos, se asegura en el barrio, planearían construir en el terreno un galpón para depósito de mercaderías. En todo caso, un galpón sería algo menos magnético que el refugio original del teniente coronel de las SS, cuya personalidad hasta sirvió a la filósofa alemana Hannah Arendt para escribir "Eichmann en Jerusalén, un estudio sobre la banalidad del mal", profundo y controvertido ensayo sobre el Holocausto.

"JAMÁS ATENDIERON A NADIE"

Si bien sobre la captura de Eichmann se escribieron y filmaron decenas de títulos, fue "La casa de la calle Garibaldi", de Isser Harel, luego llevada al cine, la que inmortalizó el episodio.

"Los tenían podridos; venían italianos, franceses, norteamericanos, hasta japoneses a ver el lugar, pero ellos jamás atendieron a nadie", dice, desde la vereda de enfrente del flamante terreno baldío, Francisco Pérez, quien en 1968 contribuyó a que la cuadra dejara de ser un páramo instalando un taller de chapa.

Pérez alude a los hijos de Eichmann y a un inquilino llamado Guillermo Gómez, quien hacia 1995 desempeñó en la casa la enérgica rutina de no responder a periodistas, documentalistas y otros visitantes convocados por la historia. "Una vez -dice- llegó un micro lleno de israelíes. Mire, estacionó aquí, en la puerta de mi taller", señala.

Durante el período de Gómez una empalizada había intentado desalentar la curiosidad internacional, que a menudo tomaba la forma de una cámara de televisión o de cine.

Pero es de suponer que el mayor interés de quienes se movilizaban desde Medio Oriente o desde Tokio hasta este paraje suburbano de dudoso atractivo turístico, donde el paso del tiempo trajo otras viviendas de poco lujo y acercó una villa miseria, en realidad no querrían conocer tanto el interior de la casa de Eichmann como su entorno inmediato.

Aunque sean sólo unos manchones de pasto silvestre, lo que hay en los treinta metros que van de la parada del colectivo de la esquina (hoy ubicada igual que en 1960) hasta la entrada a la casa, se justifica que ese trozo del partido de San Fernando hubiera captado atención mundial.

Fue allí donde el máximo ejecutor de la solución final contra los judíos forcejeó con el agente israelí Peter Malkin la lluviosa noche de la captura, después de bajar del colectivo y antes de ser introducido en uno de los automóviles de la operación "Atila". Operación que, por otra parte, fue la que más aportó (después se sumaría otra legendaria, en Entebbe, Uganda) a cierta aureola de infalibilidad del Mossad, por entonces con nueve años de vida.

En la Municipalidad de San Fernando la casa figura a nombre de Marta Valinotti de Eichmann, esposa de uno de los nietos. Está registrada una compra, en 1984, a una sociedad Santa Catalina, legalmente la propietaria desde 1951. Eichmann, que con el alias de Klement trabajó de obrero en la fábrica Mercedes Benz, se instaló en la casa hacia 1960, procedente de Tucumán.

Eichmann y su esposa Vera celebraron allí el 25º aniversario de casados. La reunión llamó la atención del Mossad, que espiaba la casa con largavistas desde el terraplén que está tras las vías del tren y que intentaba corroborar que Klement era Eichmann.

Ese 21 de marzo de 1960 se acabaron las dudas: Klement estaba celebrando las bodas de plata en coincidencia con las de Eichmann. Avisaron a Tel Aviv y el primer ministro David Ben Gurion ratificó la orden de captura. Después vendría el escándalo diplomático.

Por entonces, Nicolás, el hijo mayor, retornó a Alemania tras abandonar a su mujer y a su beba, Mónica, en la Argentina. Desde Berlín vociferó en vano contra el juicio que se preparaba en Israel.

Mónica, que se crió en Olivos con el apellido del abuelo, devino miembro de los Hare Krishna, se dedicó a comprar y vender cuadros, se casó y vive en los Estados Unidos. Sólo a los 18 años volvió a ver a su padre, quizás el más pronazi de los hermanos: lo fue a buscar en Alemania.

Otro hijo de ese reo al que seis psiquiatras describieron como un ser "normal", Ricardo, arqueólogo radicado en Berlín, dijo públicamente sentirse ajeno a los crímenes cometidos por su padre. Aunque es posible que la disgregación de los Eichmann esté vinculada con el conflicto generado por descender de uno de los mayores criminales de la historia, la familia fue y es muy hermética.

"Voy a hacer la denuncia si usted no me dice cómo me encontró", reaccionó la semana última la señora Valinotti cuando La Nación logró localizarla en su domicilio de San Fernando, por teléfono. "No conozco a ningún Eichmann ni sé de qué casa me habla, pero a usted lo voy a denunciar", dijo la mujer a cuyo nombre está la propiedad. El diálogo fue tenso y resultó imposible que respondiera por qué conservaron durante 41 años la casa y por qué ahora decidieron demolerla.

Menos suerte tuvo un vecino, el dueño del corralón "El líder", viejo conocido de los Eichmann, que no llegó a localizarlos para comprar la casa cuando en el barrio se comentó que estaban por tirarla abajo. Se trata de Porfirio Calderón, un ex suboficial del Ejército, sobreviviente del levantamiento del general Valle en 1956 e integrante en los 70 de la custodia presidencial de Héctor Cámpora, Raúl Lastiri, Juan e Isabel Perón.

Instalado en el barrio hace 36 años, Calderón cuenta que fue muy amigo de uno de los hijos de Eichmann -"eran peronistas", dice-; no es demasiado explícito sobre los sentimientos que le producían el pasado del padre de su amigo -"la historia la cuentan siempre los que ganan", insinúa-, y lamenta no haber podido comprar la casa, "que tenía un extraordinario valor histórico".

Los vecinos recuerdan el día en que, hace seis años, desembarcaron en la cuadra varios camiones y autos con equipos de cine, extras y actores, entre ellos, Robert Duvall.

Desde luego, los nietos no quisieron saber nada y por eso los productores de la película "El hombre que capturó a Eichmann", empeñados en filmar en el escenario verdadero, debieron alquilar otra casa, en la manzana de enfrente, más propicia para recrear el despoblado sesentista.

Allí aparece Eichmann/Duvall enseñándole a su pequeño hijo Hasse a contar los vagones del ferrocarril Mitre, una alegoría a los trenes que él recibía cargados de judíos que iban a las cámaras de gas, cuya contabilidad llevaba con tesón. .

Fuente: Pablo Mendelevich Para La Nación

Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish Heritage trips to Argentina

Sunday, May 4, 2014

Iom Haatzmaut 2014 Acto Central en el Luna Park de Buenos Aires

66° IOM HAATZMAUT 2014
Celebremos el 66° Aniversario de Israel!!
Acto Central de toda la Comunidad el Lunes 5 de mayo de 2014 en el Luna Park, Ciudad de Buenos Aires.


Publicado por Valeria Duek Kosherlat Jewish tour Buenos Aires