Monday, February 18, 2013

Wolfsohn festeja PURIM 2013

El DOMINGO 24 DE FEBRERO de 2013 de 11 a 15 hs. en el Yacht Club de Olivos, J. B. Alberdi 411.
Lectura de la Meguilá, Animación, Face Painting, Concurso de Disfraces, Sushi, Tragos, Menú Infantil y mucho más...!
Entradas: $50 adultos / $20 niños
Compra anticipada, 10% de descuento
Para inscribirte y comprar tus entradas hacé click aquí
También podés comunicarte con nosotros llamando al 4545-7771 o vía mail a wolfsohncomunitario@gmail.com
El sábado 23/2 a las 20:45 hs. se leerá la Meguilá en Wolfsohn y a continuación se realizará un brindis.
Publicado por Kosherlat

Reinauguración de la Cinemateca del SHA en febrero 2013


EL MARTES 19 DE FEBRERO A LAS 19.00 HS.
EN SARMIENTO 2233, Buenos Aires.
P.B. CAFÉ LITERARIO - 1° PISO - SALA SAUL ROCHWERGUER

Se proyectará Casablanca.
Publicado por Kosherlat

Inscribite en Shagriria y convertite en embajador de Israel


Publicado por Kosherlat

Shaddai roots: la banda raggae de Moises Ville

Por Laura Ramos para Clarín

El hecho contundente de que una banda de reggae de Moisés Ville se llamara Shadai Roots (Shaddai es uno de los modos de nombrar a Dios según el Talmud) habla de que la idea de los “judíos criollos” alberga más capas de significado de lo que parece. El abuelo de uno de los músicos, que usaba bombachas de gaucho y botas de montar, solía cruzarse en las mañanas con un viejo criollo de piel oscura y grandes bigotes blancos llamado Tránsito, a quien el lumbago había obligado a reemplazar el caballo por un sulky. “Nu Transito, s’ vet reguenen?” (¿Y Tránsito, va a llover?), le preguntaba. Tránsito solía levantar la mano al cielo antes de responder. “A vi gezunt!” (¡Si fuera con salud!), en un giro completamente idish.

Abraham Kanzepolsky, a quien en Moisés Ville todos conocen como Ingue, nació en 1931 en Colonia Wavelberg, una especie de comunidad rural judía que abarcaba ocho kilómetros del departamento de San Cristóbal, en la provincia de Santa Fe. Estaba habitada por treinta y dos familias divididas en ocho grupos de cuatro familias que se separaban entre sí por sólo un kilómetro de distancia.

Ingue vivía con sus padres y su hermana mayor en una casa de material: cocina grande, un dormitorio, un comedor, un baño y una galería. No tenían energía eléctrica, pero un molino a viento les proveía de agua corriente, y se iluminaban con una lámpara a kerosén que la madre colocaba junto a la mesa. Para moverse de un lugar a otro, por la casa o por el campo, a los niños les gustaba encender un fósforo o un farolito.
El día en Colonia Wavelberg empezaba muy temprano: el padre de Ingue, que había llegado a principio de siglo desde Grodno, la Rusia europea, iba al corral de las vacas a ordeñar la leche para el desayuno. Antes de depositar sobre la mesa de la cocina la lata de veinte litros, llenaba el bebedero para los perros que había en el patio. Después del desayuno se iba a confeccionar fardos de alfalfa o a trabajar en el huerto y la madre a cocinar, coser, tejer y cuidar a su gran gallinero. Los niños esperaban el kaleyke (turno, en ruso) que los llevaría a la escuela: Cada semana uno de los padres recorría toda la colonia recogiendo a los escolares en una chata tirada por dos caballos.

En Colonia Wavelberg había dos escuelas: una estaba a cargo de la Jewish Colonization Association, con maestros franceses, y otra idische, mantenida por la colonia y en la que se aprendía idisch y hebreo. Ingue iba a las dos: a la mañana a la oficial, a la tarde a la idisch. El momento más esperado del día era el de la comida: Cada uno había llevado de su casa un tarro con un pedazo de chocolate con pan, un huevo duro, una naranja y a veces unos knishes. Destapar el tarro, en los picnics sobre el pasto a la hora del recreo, era la gran diversión. En las dos escuelas un solo maestro enseñaba a los alumnos de distintas edades: cada fila representaba un grado.

En 1912 la escuela idische era el centro cultural de la colonia y la preferida por los niños, porque los sábados por la noche se transformaba en un salón social. “Se hacían reuniones danzantes -dice Ingue- y las mujeres de las instituciones benéficas servían un té. No solía faltar alguien llegado de Buenos Aires o de Moisés Ville que diera un discurso.” A los nueve años, cuando Ingue cursaba tercer grado, la familia se mudó a Moisés Ville, adonde solían ir todos los jueves, día de remate de ganado. Era el día en que los mayores se enteraban de los precios de la hacienda, compraban o vendían algún ganado, y los niños se proveían de artículos extravagantes que no encontraban en el almacén del campo.
Moisés Ville, con unos tres mil habitantes, es el primer asentamiento colectivo judío del país. Con la mítica de los peregrinos del Mayflower, las ciento treinta y seis familias que desembarcaron el 14 de agosto de 1889 del vapor Wesser en el puerto de Buenos Aires fundaron una dinastía. Provenían de Kamenetz, Podolia, y huían de los pogroms que se expandían en la Rusia zarista. Llegaron a Santa Fe en un tren que los dejó abandonados en una estación polvorienta, donde descubrieron que las tierras y las herramientas de trabajo que les habían prometido no eran suyas. Más pobres que Job.

En Moisés Ville Igue accedió a la lectura de El Diario Israelita, que llegaba desde Buenos Aires. En el pueblo lo compraban entre tres vecinos y se lo iban pasando uno a otro. El tío de Ingue lo recibía en su casa y lo guardaba hasta el sábado, como a un dulce preciado, para leerlo con toda la familia. Esperaban el sábado no tanto porque eran religiosos y ese día se suspendían todas las actividades, sino porque eran muy seguidores de los folletines que traía el periódico, y el día de descanso podían leer sin interrupciones seis capítulos seguidos. Su tío, apasionado de los roman, interpretaba en voz alta para todos.

Sunday, February 10, 2013

Cristina Kirchner cuestionó por Twitter al presidente de la AMIA

La presidenta argentina Cristina Kirchner respondió ayer duramente a las declaraciones del titular de la AMIA , Guillermo Borger, alertado sobre la posibilidad de un "tercer atentado" a partir del acuerdo que el Gobierno firmó con Irán.
"Estremece", manifestó Cristina Kirchner en su cuenta de Twitter , pasadas las 19. A lo largo de 12 mensajes, desplegó su malestar por la postura del dirigente comunitario. Dijo que le causaron "preocupación" los dichos de Borger, a quien calificó como una "persona respetable".
"¿Qué es lo que sabe para una afirmación tan terrible?", señaló.
Antes de ayer, y en referencia al anuncio por cadena nacional del envío al Congreso del memorándum de acuerdo con la República de Irán , el titular de la Asociación Mutual Israelita Argentina había afirmado: "Algunos dicen que es un paso adelante. Esto puede ser un paso adelante al precipicio. Porque si esto avanza estaríamos dando lugar a un tercer atentado muy lamentable".

 La Presidenta desplegó una batería de cuestionamientos y preguntas para responderle a Borger: "Si hubiera un atentado por el acuerdo con Irán, ¿quién sería el autor intelectual y material? Está claro que nunca podrían ser los países firmantes. ¿Serían quienes se oponen al acuerdo? ¿Países, personas, servicios d inteligencia? ¿Quiénes? Pero además, ¿quién o quiénes serían? O seríamos los objetivos? (sic)".
En referencia a la eventualidad de un tercer atentado terrorista en el país, Cristina Kirchner aludió al accidente en el que murió Carlos Menem (hijo) en marzo de 1995, y a los reclamos de su madre sobre la causa que investigó la caída del helicóptero.

"Me viene a la cabeza como un relámpago el dolor y las palabras de Zulema Yoma afirmando que la muerte de su hijo fue el tercer atentado terrorista luego de la voladura de la Embajada de Israel y de la AMIA. Siento que se me hiela el alma", expresó.
Cuatro años después de la muerte de su hijo, la ex primera dama había denunciado al Estado argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y reclamó una nueva investigación de las causas del accidente, por considerar que se había tratado de un "atentado" y que en la causa judicial se cometieron "irregularidades".
Como epílogo a su serie de mensajes de réplica a Borger, y en un tono enfático, la Presidenta señaló: "Creo que el Pueblo Argentino en general y la Justicia en particular deben y merecen conocer lo que sabe Guillermo Borger, titular de AMIA".

Mientras tanto, desde distintos sectores de la oposición se fueron cerrando posiciones muy críticas hacia un rechazo del acuerdo firmado entre la Argentina e Irán para armar una comisión que analice la causa AMIA y que, eventualmente, interrogue a los iraníes acusados de organizar el ataque de 1994, que causó 85 muertos.
En nombre de su partido, el senador radical Ernesto Sanz confirmó su oposición a la iniciativa oficial y denunció: "Acá, más que la búsqueda de la verdad, está la [intención] de dar una mano a un país con el que se pretende tener relaciones políticas y comerciales en función de un eje político que tiene raíces en América latina". Indicó también que "el voto de la mayoría oficialista no va a dar legitimación política" al memorándum.

Patricia Bullrich (Unión por Todos), Federico Pinedo (Pro) y Graciela Camaño (Frente Peronista) se sumaron al rechazo. "Por supuesto que vamos a votar en contra, no por el acuerdo en sí, sino por el alineamiento de nuestro país con Irán, que nos ubica del lado errado de la historia", expresó Bullrich.
El diputado Pinedo agregó dos motivos de rechazo al memorándum: "El inaceptable reconocimiento de jurisdicción a la justicia iraní y suspender de hecho la orden de captura a Interpol de un juez argentino". También la diputada Camaño manifestó su desacuerdo: "Esto de forzar una cosa tan traída de los pelos solamente para comerciar, me parece que estamos haciendo un pingüe negocio como nación".
A los reclamos de la oposición se sumó el la convocatoria a una asamblea pública frente al Museo de la Shoa, el 14 febrero, a las 18. La consigna del acto es "Para no estar del lado oscuro de la Historia".

Fuente Diario La Nación

Publicado por Kosherlat

Friday, February 1, 2013

Drew Barrymore se convertirá al judaísmo

La actriz norteamericana Drew Barrymore, quien nos enterneció a todos cuando encarnó a la niña de la película de Spielberg E.T., ha sido madre recientemente.

En un programa de televisión, Barrymore anunció que criará a su hija Olive dentro de la fe judía. La actriz contrajo matrimonio con Will Kopelman hace siete meses bajo una jupá, en una ceremonia tradicional judía. Barrymore dijo que "todavía" no se convirtió al judaísmo, pero que planea hacerlo en el futuro cercano, ya que le agrada mucho la fe de su marido. "Es una fe muy hermosa y me siento honrada de estar cerca de ella. Es una religión orientada a la familia y todas las historias que me han contado son bellísimas e inspiradoras."

Publicado por Kosherlat